En pacientes con infecciones de vías respiratorias bajas, la determinación de las cifras de procalcitonina sérica ayuda a limitar el uso de antibióticos sin aumentar el riesgo de resultados adversos, según los resultados de un estudio reciente (JAMA 2009;302:1059-66).

Aproximadamente 1.400 pacientes que acudieron a unidades de urgencias con infecciones respiratorias, como bronquitis, EPOC o neumonía, fueron aleatorizados a recibir tratamiento según sus cifras de procalcitonina en suero, o bien a seguir tratamiento habitual. A los 30 días, la incidencia de resultados adversos, como mortalidad, ingreso en UVI y recurrencia, no fue diferente entre los dos grupos. No obstante, la prescripción de antibióticos fue menor en el grupo tratado según la determinación de procalcitonina.

Las cifras de procalcitonina se consideran un indicador de infección bacteriana y, por tanto, si se necesitan antibióticos. Según el editorial acompañante, el tratamiento basado en la procalcitonina es prometedor, pero es preciso considerar de manera cuidadosa algunas cuestiones, como el coste, antes de aplicar de manera generalizada estos hallazgos a la práctica clínica (JAMA 2009;302:1115-6).