El daclizumab es un anticuerpo monoclonal de administración parenteral recientemente autorizado para el tratamiento de la esclerosis múltiple (Drug Ther Bull 2017;55:18-21). Se ha asociado a un aumento del riesgo de infección, alteraciones hepáticas y reacciones cutáneas; estos riesgos requieren una vigilancia y seguimiento cuidadosos (noticia febrero 2017).

La EMA está revisando la toxicidad del daclizumab, a raíz de algunos casos de hepatotoxicidad grave, incluso mortales. En los próximos meses, se esperan nuevas medidas por parte de las agencias reguladoras con el fin de minimizar el riesgo (arznei-telegramm 2017;48:64).