Las heparinas de bajo peso molecular (HBPM) no parecen prevenir la enfermedad tromboembólica venosa (ETEV) sintomática en pacientes sometidos a artroscopia de rodilla o inmovilización de la pierna, según los resultados de dos ensayos clínicos (NEJM 2016; 3 diciembre).

Es dos ensayos clínicos pragmáticos, aproximadamente 1.500 pacientes sometidos a artroscopia de rodilla y 1.500 con inmovilización de la pierna fueron aleatorizados a recibir una HBPM o sin anticoagulación. El grupo de artroscopia fue tratado durante 8 días tras la artroscopia, y el otro grupo durante todo el período de la inmovilización. Después de 3 meses, no se observaron diferencias significativas en las tasas de ETEV sintomática entre los tratados y los no tratados. La incidencia de hemorragia grave también fue similar. Los autores concluyen que la tromboprofilaxis de rutina con HBPM no es eficaz para prevenir la ETEV en todos los pacientes sometidos a artroscopia de rodilla o inmovilización de la pierna, aunque no se puede excluir que en algunos pacientes de alto riesgo podría ser eficaz.