La atorvastatina no retrasa el deterioro cognitivo en pacientes con enfermedad de Alzheimer leve o moderada, según los resultados de un estudio presentado en la reunión anual de la Academia Americana de Neurología (Comunicado de prensa).

Los resultados de algunos estudios observacionales habían sugerido que las estatinas podían prevenir el desarrollo de demencia (BMJ 2002;324:936). No obstante, en dos grandes ensayos clínicos no se observaron diferencias en la función cognitiva entre los tratados con una estatina (simvastatina o pravastatina) (Lancet 2002;360:7-22; Lancet 2002;360:1623-30). En dos estudios prospectivos posteriores el uso de estatinas tampoco se asoció a una reducción de la incidencia de demencia o de enfermedad de Alzheimer (Neurology 2004;63:1624-28; Arch Gen Psychiatry 2005;62:217-24).

E este estudio reciente, en 640 pacientes con enfermedad de Alzheimer leve o moderada, el tratamiento con donepecilo y atorvastatina no afectó de manera significativa la función cognitiva ni la global, en comparación con donepecilo solo. Aunque no se han publicado los resultatos, estos hallazgos muestran la falta de eficacia de la atorvastatina en la enfermedad de Alzheimer.