La explosión del precio de los nuevos medicamentos es insostenible y requiere una fuerte reacción por parte de ciudadanos, cuidadores y autoridades sanitarias. En una conferencia-debate organizada por la Revista Prescrire se aportan reflexiones valiosas sobre por qué los medicamentos son tan caros.

Una representante de asociaciones de pacientes plantea como en la práctica el precio exorbitante de los nuevos medicamentos para la hepatitis C ha conducido a restricciones de acceso a la atención y a discriminaciones. Un profesor de una universidad canadiense analiza la nueva estrategia de “nicho” de las empresas farmacéuticas, basada en la comercialización de medicamentos a un precio muy elevado para pacientes seleccionados y en la expansión de las ventas mediante la ampliación de las indicaciones o la promoción fuera de indicación.

Finalmente, un sociólogo especializado en cuestiones sobre propiedad intelectual en el campo de los medicamentos propone formas de salir de esta situación de monopolio de los laboratorios farmacéuticos relacionada con las patentes y los derechos exclusivos.

“Se desprende de estos análisis que el principio de acceso universal a la atención sólo puede ser defendido por una fuerte voluntad política, con la presión de la población y sobre todo de los pacientes y cuidadores. Se trata de salir de una situación en la que los laboratorios tienen el monopolio de la investigación biomédica, fomentando sobre todo la investigación independiente. Es el momento de construir mecanismos que concilien una investigación orientada por las necesidades y un acceso universal a los verdaderos progresos terapéuticos.”