Los inhibidores del cotransportador sodio-glucosa 2 (SGLT-2) o gliflozinas son un nuevo grupo de fármacos aprobados para el tratamiento de la diabetes de tipo 2 que actúan mediante un efecto glucosúrico. Este nuevo mecanismo de acción es utilizado para su promoción, pero es responsable de los efectos adversos más frecuentes de estos hipoglucemiantes y plantea muchas incertidumbres sobre su eficacia y toxicidad a largo plazo.

En el último número del boletín de Farmacovigilancia de Cataluña, se revisan los datos sobre su toxicidad (BFVC 2014;12:17-19).