La obesidad es uno de los principales factores de riesgo de enfermedad cardiovascular, pero no se conoce del todo qué medida -el índice de masa corporal (IMC), la circunferencia de la cintura o de la cadera, o la razón cintura/cadera- predice mejor este riesgo.

Los resultados de un estudio de casos y controles reciente en más de 27.000 participantes del estudio INTERHEART sugieren que la obesidad abdominal, determinada mediante la razón cintura/cadera, es un mejor predictor del riesgo de infarto de miocardio que el IMC. Lancet 2005;366:1.640-9, SIETES.

Si se utiliza esta medida para determinar la obesidad, la población considerada de riesgo es mucho más alta que la población de riesgo según el IMC, y se habría infraestimado el impacto de la obesidad como factor de riesgo cardiovascular. Aunque el diseño del estudio no permite explicar el mecanismo biológico, se debería medir la razón cintura/cadera en vez del IMC para determinar el riesgo cardiovascular de los pacientes. Lancet 2005;366:1.589-91, SIETES