La trombólisis dirigida por catéter (TDC), añadida al tratamiento anticoagulante en algunos pacientes con trombosis venosa profunda (TVP), no ofrece ningún efecto beneficioso adicional y se asocia a riesgos importantes, según los resultados de un estudio observacional (JAMA Intern Med 2014; 21 julio).

Los datos sobre la eficacia de la TDC son controvertidas, a causa de la preocupación sobre su seguridad y complexidad, y así lo reflejan las guías.

Se analizaron los datos de más de 90.000 pacientes ingresados por TVP, 3.649 de los cuales (4%) habían recibido TDC junto con anticoagulación. No se observaron diferencias significativas en la mortalidad hospitalaria entre los pacientes con TDC y los controles apareados que recibieron sólo anticoagulación. Los pacientes tratados con TDC, sin embargo, presentaron unas tasas más elevadas de TEP (18% vs 11%), hemorragia intracraneal (0,9% vs 0,3%) y colocación de filtro de vena cava (35% vs 16%). La estancia media en el hospital y los costes también fueron más elevados en el grupo de TDC. Los autores consideran que se necesitan ensayos clínicos para evaluar el efecto de la TDC sobre la mortalidad o el síndrome posttrombótico.