El envejecimiento de la población y la demanda de atención no son los principales factores del aumento del gasto en salud. Dos estudios revelan que la causa principal es el aumento de los precios de los medicamentos y de los actos, como se hace eco un breve editorial en el último número de la revista Prescrire (Rev Prescrire 2014;34:295). Un elemento de reflexión sobre el servicio prestado en relación con su coste.