El uso creciente de algunas plantas con una supuesta actividad terapéutica y riesgo de toxicidad grave puede poner en peligro la salud de los pacientes. En el último número del boletín de Farmacovigilància de Catalunya, se alerta del riesgo de toxicidad hepática grave asociada al uso de copalchi, una planta medicinal que se usa sin control médico en pacientes con diabetes (BFVC 2014;12:1-4).

También se revisan los datos sobre el riesgo de déficit de vitamina B12 asociado al tratamiento prolongado con inhibidores de la bomba de protones (IBP). Dados los riesgos asociados, se recomienda evaluar de manera periódica la necesidad de un tratamiento con un IBP a largo plazo, sobre todo en las personas de edad avanzada y con elevada comorbididad.