En el último número del Australian Prescriber se revisan dos nuevos fármacos para el tratamiento de la diabetes: la alogliptina, el quinto inhibidor de la DPP4, y la canagliflocina, un inhibidor del cotransportador 2 de sodio y glucosa.

En el mismo número, se revisa el mecanismo de acción del nuevo grupo de fármacos que aumentan la excreción renal de glucosa y sus datos de eficacia y toxicidad.

Como se concluye en uno de los artículos, la metformina ha mostrado reducir la mortalidad en pacientes diabéticos y se considera el fármaco de primera línea para el tratamiento de la diabetes (Aust Prescr 2014;37:2-5). El seguimiento de las recomendaciones y precauciones de uso puede prevenir la aparición de algunos efectos adversos que pueden ser graves, como la acidosis láctica (BFVC 2007;5:9-11).