Se ha anunciado la detención precoz de un estudio sobre una intervención intensiva para modificar estilos de vida en pacientes diabéticos porque la pérdida de peso no se acompaña de una reducción del riesgo cardiovascular, según una noticia del National Institutes of Health (NIH News, 19 de octubre).

En el ensayo clínico Look AHEAD, 5.145 pacientes diabéticos obesos o con sobrepeso fueron aleatorizados a una dieta y ejercicio intensivos o bien a educación general de la diabetes. Aunque los pacientes del grupo de intervención intensiva perdieron más peso que los controles (un 5% frente a un 1% del peso inicial), no se asoció a una reducción de los acontecimientos cardiovasculares tras 11 años de seguimiento. Sin embargo, la mortalidad cardiovascular fue baja en los dos grupos y la intervención se asoció a otros efectos beneficiosos, como menos apnea del sueño, menos necesidad de tratamiento hipoglucemiante, más movilidad física y mejor calidad de vida.