La quimioterapia añadida a la radioterapia es más eficaz que la radioterapia sola en el cancer de vejiga con invasión muscular, según los resultados de un ensayo clínico (NEJM 2012;366:1477-88).

Se aleatorizaron 360 pacientes con cáncer de vejiga con invasión muscular a recibir radioterapia con o sin quimioterapia concomitante, con fluorouracilo y mitomicina. A los 2 años, las tasas de supervivencia libre de enfermedad locorregional (variable principal) fue de 67% en el grupo de quimiorradioterapia y de 54% con radioterapia. En cuanto a las variables secundarias, la supervivencia global a los 5 años fue de 48% con quimiorradioterapia y 35% con radioterapia, y los acontecimientos adversos grado 3 o 4 fueron ligeramente más frecuentes con quimiorradioterapia (36%) que con radioterapia (27,5%), pero no durante el seguimiento. Los autores concluyen que la quimioterapia sincrónica con fluorouracilo y mitomicina C combinada con radioterapia mejora el control locorregional del cáncer de vejiga, en comparación con radioterapia sola, sin un aumento significativo de los efectos adversos, y podría ser una alternativa a las pautas con cisplatino (NEJM 2012;366:1540-1).