La Comisión Farmacoterapéutica del ICS ha hecho pública una nota sobre el dabigatrán en la prevención del ictus en pacientes con fibrilación auricular.

Se destacan los aspectos más relevantes sobre la eficacia y la toxicidad del fármaco, y se hacen recomendaciones de uso. Se recuerda que para el tratamiento inicial de los pacientes con fibrilación auricular, se siguen considerando de elección los anticoagulantes cumarínicos.

El dabigatrán estaría indicado para los que no hayan conseguido valores regulares (entre 2 y 3) del INR en más de un 60% de las determinaciones a pesar de un buen cumplimiento, para los que tienen problemas de movilidad o dificultades para desplazarse para determinar el INR, y para los que presentan alergia o intolerancia a los efectos adversos de los anticoagulantes orales.