La pregabalina se ha mostrado menos eficaz que la lamotrigina en pacientes con epilepsia parcial recientemente diagnosticada, según un ensayo clínico reciente (Lancet Neurol 2011;10:881-90).

En un ensayo clínico de fase III de no inferioridad se comparó la eficacia y la tolerabilidad de pregabalina y lamotrigina en monoterapia en 660 pacientes con epilepsia parcial de diagnóstico reciente. Un 52% de los pacientes tratados con pregabalina se mantuvieron libres de convulsiones durante 6 meses o más, frente a un 68% en el grupo de lamotrigina. La incidencia global de efectos adversos fue similar, pero el mareo, la somnolencia, la fatiga y el aumento de peso fueron más frecuentes en el grupo de pregabalina que en el de lamotrigina.

Según el editorial acompañante, en pacientes con epilepsia de diagnóstico reciente ninguno de los nuevos antiepilépticos se ha mostrado más eficaz que los tratamientos estándar, y sólo la lamotrigina parece mejor tolerada que los antiepilépticos clásicos en ensayos comparativos. Sin embargo, algunas cuestiones como la dosis o la frecuencia de convulsiones resaltan la dificultad de los estudios comparativos entre antiepilépticos (Lancet Neurol 2011;10:866-7).