En Francia se ha anunciado la suspensión de la comercialización del buflomedilo después de que se considerara su relación beneficio-riesgo desfavorable (Bull Informations Pharmacologie 2011; 14 febrero).

Tras reevaluar la relación beneficio-riesgo, la Agencia francesa del medicamento (Afssaps) ha decidido suspender la autorización de comercialización de todas las especialidades que contienen buflomedilo (Fonzylane y especialidades genéricas) en espera de los resultados de la reevaluación por parte de la EMA. Esta suspensión será efectiva el próximo 17 de febrero.

La eficacia del buflomedilo es escasa, a cambio de un riesgo de efectos adversos cardíacos y neurológicos graves asociados a una mala utilización (no respectar la indicación, las contraindicaciones, la dosis, ni la vigilancia de la función renal) (Rev Prescrire 2011;31:21). En la ficha técnica se advierte de que el buflomedilo tiene un margen terapéutico estrecho y que hay que determinar la función renal y respetar la posología recomendada para evitar el riesgo de sobredosis.

En España el buflomedilo (Lofton) está comercializado para el tratamiento sintomático de la claudicación intermitente. En Cataluña se han recibido 10 notificaciones espontáneas de sospechas de reacciones adversas por buflomedilo, de las que una fue un cuadro gastrointestinal grave.