Un ensayo clínico reciente concluye que una administración intravenosa anual de ácido zoledrónico reduce el riesgo de fracturas en mujeres postmenopáusicas con osteoporosis (N Engl J Med 2007;356:1809-22). Los resultados del ensayo clínico HORIZON, en alrededor de 7.800 mujeres postmenopáusicas con osteoporosis o con osteopenia y fractura vertebral radiológica, muestran que después de tres años las tratadas con una perfusión anual de ácido zoledrónico presentaron una incidencia de fracturas vertebrales radiológicas de 3,3% frente a 10,9% en las del grupo placebo. La incidencia de fracturas de cadera fue de 1,4% en las tratadas con ácido zoledrónico y de 2,5% en las del grupo placebo. Sin embargo, se observó una mayor incidencia de fibrilación auricular grave entre las tratadas con ácido zoledrónico (en 50 pacientes) que entre las que recibieron placebo (en 20 pacientes).

En el editorial que acompaña el artículo se comenta que dada la complejidad de las instrucciones para la administración oral de bifosfonatos, la idea de una administración anual puede ser atractiva y mejorar el cumplimiento. Sin embargo, no se sabe si el tratamiento por vía intravenosa sería bien aceptado por los pacientes y, además, preocupa la aparición inesperada de fibrilación auricular grave (N Engl J Med 2007;356:1878-80).

Por otra parte, es preciso recordar que actualmente el ácido zoledrónico sólo está aprobado para el tratamiento de la hipercalcemia maligna y para el dolor de las metástasis óseas, y que los bifosfonatos se han relacionado con un riesgo de trastornos oculares y de osteonecrosis maxilar (Butll Farmacovigilància Catalunya 2005;3:9-11).