En pacientes con fibrilación auricular, el tratamiento combinado con varios fármacos para la prevención del ictus puede aumentar mucho el riesgo de hemorragia grave, según los resultados de un estudio de cohortes (Arch Intern Med 2010;170:1433-41).

A partir de registros nacionales de Dinamarca, se evaluó el riesgo de hemorragia en unos 80.000 pacientes que habían sobrevivido a un primer ingreso por fibrilación auricular. Los pacientes tenían alguna prescripción al alta de warfarina, ácido acetilsalicílico (AAS), clopidogrel o sus combinaciones. Tras un seguimiento medio de 3,3 años, un 11,4% presentaron una hemorragia mortal o no mortal. La combinación de warfarina y clopidogrel, y el tratamiento triple con warfarina, clopidogrel y AAS triplican el riesgo de hemorrragia.

En comparación con el tratamiento con warfarina sola, los riesgos relativos de hemorragia mortal o no mortal fueron de 0,93 con AAS, 1,06 con clopidogrel, 1,66 con la combinación de clopidogrel y AAS, 1,83 con la combinación de warfarina y AAS, 3,08 con la combinación de warfarina y clopidogrel, y de 3,70 con el tratamiento triple de warfarina, clopidogrel y AAS. Los autores concluyen que hay que considerar cuidadosamente el tratamiento combinado y sólo cuando sea necesario durante un período corto.