Para algunos pacientes con ictus, el período para iniciar la trombólisis con alteplasa por vía intravenosa se podría alargar hasta 9 horas tras el inicio de los síntomas, según los resultados de un ensayo clínico reciente (NEJM 2019;380:1795-1803).

El tiempo para iniciar el tratamiento trombolítico intravenoso en caso de ictus isquémico agudo se limita a las primeras 4,5 horas del inicio de los síntomas. En este ensayo, 225 adultos con un ictus isquémico que presentaban regiones cerebrales con hipoperfusión pero salvables fueron aleatorizados a recibir alteplasa o bien placebo entre las 4,5 y las 9 horas tras el inicio de los síntomas. El estudio se detuvo tras la publicación de los resultados positivos de un ensayo previo (NEJM 2018;379:611-622). La proporción de pacientes con buenos resultados funcionales a los 90 días fue superior con alteplasa (35,4%) que con placebo (29,5%). La hemorragia intracerebral sintomática fue más frecuente con alteplasa (6%) que con placebo (1%), sin diferencias significativas en la mortalidad entre ambos grupos.

Según el editorial acompañante, aunque hay que validar estos hallazgos, el estudio puede suponer un cambio para el tratamiento del ictus agudo (NEJM 2019;380:1865-1866).