En el último número del boletín alemán Arznei-telegramm se alerta del riesgo de efectos adversos psiquiátricos en pacientes tratados con minociclina.

La minociclina es una tetraciclina utilizada para el tratamiento del acné. Los efectos adversos neurológicos, como cefalea, pseudotumor cerebri, ataxia y disfunción vestibular son más frecuentes que con otras tetraciclinas. Más raramente, se han descrito algunos casos de crisis de ansiedad, y trastornos de despersonalización y desrealización en pacientes tratados con minociclina (SAGE Open Med Case Rep 2019; 17 enero). Aunque no se conoce el mecanismo, se han sugerido algunas hipótesis, como una hipersensibilidad del sistema serotoninérgico, entre otras.

Dado este y otros riesgos, como hepatitis y reacciones inmunológicas graves, en caso de respuesta inadecuada al tratamiento tópico en el acné, se puede considerar una tetraciclina mejor tolerada, como la doxiciclina.