Con este título, en el número de abril del Australian Prescriber, se revisa la historia de la metformina y se reflexiona sobre cómo la preocupación por sus efectos adversos retrasó que se convirtiera en un fármaco de primera línea para el tratamiento de la diabetes de tipo 2 (Aust Prescr 2013;36:38-9).

En el mismo número del boletín, se hace eco del polémico libro “Bad Pharma: How drug companies mislead doctors and harm patients”, en el que el autor, entre otras cuestiones, resalta la importancia del sesgo de publicación y analiza las prácticas de comercialización de los medicamentos (Aust Prescr 2013;36:55).