El pasado 26 de marzo se presentó en Madrid la Plataforma “No Gracias” que tiene por objetivo sensibilizar, dar a conocer –y cambiar– las relaciones entre la industria farmacéutica, los profesionales de la salud y la Administración Pública (específicamente el Sistema Nacional de Salud). Según denuncia la Plataforma, los intereses comerciales de la industria farmacéutica han distorsionado los valores que deberían presidir la práctica médica y el propio sistema público sanitario. Esta plataforma se constituye siguiendo principios similares a los de otras plataformas constituidas en todo el mundo, conocidas como “No Free Lunch” o “No Grazie, Pago Io!”.

En Cataluña una iniciativa similar está representada por el “Grup de Reflexió Indústria-Sanitat (GRIS)”.