Los datos procedentes de un nuevo metanálisis apoyan las guías que recomiendan la metformina como fármaco de elección para el tratamiento de la diabetes en adultos, dados sus efectos beneficiosos sobre la hemoglobina glicosilada, el peso y la mortalidad cardiovascular, y su perfil de toxicidad (Ann Intern Med 2016;164:1-12).

En una revisión sistemática y metanálisis se incluyeron más de 200 ensayos clínicos o estudios observacionales (la mayoría a corto plazo) publicados hasta 2015. Los pacientes evaluados generalmente tenían sobrepeso o eran obesos con unas concentraciones de hemoglobina glicosilada mal controladas al inicio del estudio. La metformina en monoterapia se asoció a una reducción de la mortalidad cardiovascular, en comparación con el tratamiento con una sulfonilurea. Aunque la mayoría de hipoglucemiantes mostraron unos efectos similares sobre la hemoglobina glicosilada, los inhibidores de la dipeptidilpeptidasa-4 (gliptinas) no fueron tan eficaces como la metformina o las sulfonilureas. Las gliflozinas redujeron más el peso que la metformina, pero ésta lo redujo más que las gliptinas.

En cuanto a las reacciones adversas, las sulfonilureas se asociaron a un mayor riesgo de hipoglucemia grave, la metformina y los análogos del GLP1 a más efectos gastrointestinales, y las gliflozinas a más infecciones genitales micóticas.