Archivos

Usted está viendo actualmente el archivo May 2013
Categoría: Eficacia
Se calcula que anualmente un 10% de los pacientes tratados con fármacos antiagregantes plaquetarios o con anticoagulantes son sometidos a intervenciones quirúrgicas que pueden requerir una suspensión temporal del tratamiento antitrombótico. Aunque el objetivo es minimizar los acontecimientos tromboembólicos y hemorrágicos durante el período perioperatorio, los datos procedentes de ensayos clínicos son escasos y muchas recomendaciones se basan en algunos estudios observacionales.

Se han publicado las nuevas guías de la Academia norteamericana de Neurología sobre el abordaje perioperatorio de los pacientes con un ictus tratados con fármacos antitrombóticos (Neurology 2013;80:2065-69).

También destacamos una revisión reciente sobre el tratamiento antitrombótico en pacientes sometidos a intervenciones quirúrgicas (NEJM 2013;368:2113-24). Tras evaluar el riesgo trombótico de la indicación de los antitrombóticos, hay que valorar el riesgo hemorrágico de la intervención (NEJM 2013;Anexo), y decidir si se debe retirar el tratamiento o hacer terapia puente con una heparina de bajo peso molecular.

 

Categoría: Eficacia
Los suplementos con ácidos grasos omega 3 no han mostrado reducir la morbididad cardiovascular en pacientes con múltiples factores de riesgo cardiovascular, según un ensayo clínico reciente (N Engl J Med 2013;368:1800-8).

En un ensayo clínico en pacientes con antecedente de infarto de miocardio los suplementos de 1 g al día de ácidos grasos omega 3 redujeron la mortalidad cardiovascular y la muerte súbita (Butll Groc 2005;18:13-14). Sin embargo, en otros ensayos de prevención secundaria no mostraron efecto beneficioso. En un metanálisis reciente de 20 ensayos clínicos, con casi 69.000 pacientes, los suplementos de ácidos grasos poliinsaturados omega 3 no redujeron la mortalidad, el infarto, ni el ictus, durante un seguimiento de 1 a 6 años (JAMA 2012;308:1024-33).

En este ensayo italiano, se incluyeron unos 12.500 pacientes con varios factores de riesgo cardiovascular o enfermedad arteriosclerótica (angina, ictus previo o enfermedad vascular periférica) pero sin infarto de miocardio. Fueron aleatorizados a recibir 1 g al día de ácidos grasos omega 3 o bien placebo. Después de un seguimiento medio de 5 años, la incidencia de la variable principal (muerte, infarto no mortal e ictus no mortal) fue similar en los dos grupos. Tampoco se observaron diferencias en las variables secundarias entre los dos grupos. Los autores concluyen que los suplementos de ácidos omega 3 no reducen la mortalidad de causa cardiovascular ni los ingresos por causas cardiovasculares.