Categoría: Mercado
La aprobación de los nuevos medicamentos es un proceso complejo y a veces controvertido. La aprobación acelerada de los nuevos medicamentos puede ser perjudicial y se ha asociado a más advertencias de seguridad que con el proceso regulador habitual. En el último número del Australian Prescriber se comenta esta cuestión (Aust Prescr 2016;39:2-3).

Los casos de fármacos retirados, como el rofecoxib o el ponatinib, ilustran ejemplos en que la información inadecuada en el momento del registro rápido se ha seguido de reacciones adversas significativas y la retirada del mercado. Otros problemas no detectados en el momento de la aprobación, habitualmente a causa del número reducido de pacientes y el uso a corto plazo, son la bradicardia grave con la combinación de sofosbuvir y amiodarona, la hepatotoxicidad por troglitazona o las reacciones graves por alosetrón. Además, el uso de variables subrogadas (en vez de resultados clínicos reales) en el proceso de revisión rápida es a menudo insuficiente para una evaluación segura. Una consideración más lenta y más completa de los acontecimientos adversos en los ensayos bien realizados podría denegar temporalmente a algunos pacientes un tratamiento eficaz, pero salvar las vidas de muchos más.

 

Categoría: Toxicidad
El uso de inhibidores de la bomba de protones (IBP) se asocia a un aumento del riesgo de enfermedad renal crónica, según los resultados de un estudio observacional (JAMA Intern Med 2016; 11 enero).

En algunos estudios se han descrito casos de nefritis intersticial en pacientes tratados con IBP. Con el fin de evaluar si la exposición a IBP se asocia a enfermedad renal crónica, se analizaron los datos de dos estudios. En el primero, entre 10.482 participantes sin enfermedad renal, los expuestos a IBP tenían más riesgo de enfermedad renal crónica (HR=1,50 en el análisis ajustado). En el segundo estudio, una cohorte administrativa de más de 248.000 pacientes, se observaron resultados similares (HR=1,24). Dados estos hallazgos, los autores concluyen que se debería evaluar si limitar el uso de IBP reduce la incidencia de enfermedad renal crónica.

Este riesgo se añade a los ya descritos de los IBP, como fracturas, hipomagnesemia, infección por Clostridium difficile y neumonía, así como la posible interacción con el clopidogrel. Según el editorial acompañante, sería recomendable vigilar la función renal y las concentraciones de magnesio en pacientes tratados con IBP, considerar los antihistamínicos H2 como posibles alternativas en pacientes con factores de riesgo de los efectos adversos citados, y no utilizar los IBP en caso de síntomas inespecíficos de acidez (JAMA Intern Med 2016; 11 enero).

 

Categoría: Toxicidad
El uso de contraceptivos orales justo antes o durante la gestación no parece asociarse a un aumento de riesgo de malformaciones congénitas mayores, según los resultados de un estudio observacional (BMJ 2015; 6 enero).

A partir de registros daneses de salud, se estudió a más de 880.000 nacidos vivos entre 1997 y 2011. Casi un 70% de las madres dejaron los contraceptivos orales más de 3 meses antes de la gestación, un 21% nunca había tomado contraceptivos, un 8% había tomado contraceptivos hasta 0 a 3 meses antes de la gestación, y un 1% los había tomado al principio de la gestación. La prevalencia de defectos congénitos fue similar en todos los grupos (un 25 por 1.000 nacimientos). Algunos datos sugieren que un 9% de las mujeres quedan embarazadas durante el primer año de uso de contraceptivos orales. Estos hallazgos, según los autores, podrían ofrecer tranquilidad a estas mujeres y a las que se quedan embarazadas poco después de la interrupción del contraceptivo oral.

 

Categoría: Toxicidad
Se han notificado algunos casos de alucinaciones durante la noche en pacientes tratados con melatonina (Circadin) para el tratamiento del insomnio, según se ha publicado en el boletín alemán arznei-telegramm.

La melatonina está indicada para el tratamiento a corto plazo del insomnio primario en pacientes mayores de 55 años. Dado que no se ha establecido su eficacia y seguridad en niños, no está autorizada en menores de 18 años. El boletín resalta que más de la mitad de los casos notificados en la base de datos europea EudraVigilance eran niños y adolescentes, en los que no está aprobada. Además, aunque se han descrito efectos adversos neuropsiquiátricos, como pesadillas y sueños anómalos, las alucinaciones no se describen en la ficha técnica de la melatonina.

 

Categoría: Toxicidad
Se han notificado casos graves de cetoacidosis y de infección urinaria en pacientes tratados con gliflocinas y se han añadido estos riesgos en las fichas técnicas de estos fármacos, según ha anunciado la FDA.

Hace unos meses varias agencias reguladoras alertaron del riesgo de cetoacidosis en pacientes con diabetes de tipo 2 tratados con gliflocinas (Butll Groc. 2015;28:12). Entre marzo de 2013 y mayo de 2015 la FDA recibió 73 casos notificados de cetoacidosis diabética y 19 de sepsis urinaria y pielonefritis graves en pacientes tratados con estos fármacos. Todos requirieron ingreso hospitalario o tratamiento en urgencias.

Se recomienda evaluar a los pacientes tratados si presentan síntomas, como dolor abdominal o vómitos, teniendo en cuenta que la cetoacidosis se puede producir aunque las cifras de glucemia no sean demasiado elevadas. Si se sospecha una cetoacidosis, hay que suspender el fármaco e instaurar tratamiento inmediato de la complicación, así como de la infección urinaria. Los laboratorios fabricantes de gliflocinas deberán realizar estudios de seguridad postcomercialización durante 5 años.

 

Categoría: Toxicidad
En los últimos meses se ha alertado de algunos efectos adversos con los nuevos hipoglucemiantes. En el último número del Butlletí Groc se revisa el riesgo de obstrucción intestinal con los hipoglucemiantes que actúan sobre las incretinas (análogos del GLP-1 y gliptinas), de altralgia en pacientes tratados con gliptinas y de cetoacidosis i de fractura con las gliflocinas (Butll Groc 2015;28:11-14).

 

Categoría: Toxicidad
El mirabegrón, un agonista de los receptores beta-3 adrenérgicos comercializado para el tratamiento de la incontinencia urinaria de urgencia, se ha asociado a casos graves de hipertensión arterial. En el último número del boletín de Farmacovigilancia de Cataluña, se revisa esta cuestión (BFVC 2015;13:13-16).

También se alerta del riesgo de artralgia grave en pacientes tratados con gliptinas, así como de algunos casos notificados de miopía y glaucoma por zonisamida.

 

Categoría: Toxicidad
Se han descrito casos de insuficiencia cardíaca grave, a veces mortal, en pacientes tratados con crizotinib (Xalkori) para el tratamiento del cáncer de pulmón (Drug Safety Update 2015;9;1).

Los inhibidores de la tirosina cinasa, como el sunitinib y el imatinib, pueden producir disfunción ventricular e insuficiencia cardíaca, y se ha sugerido que podría ser un efecto de grupo (Noticia diciembre 2007).

Recientemente se ha alertado también de este riesgo en pacientes tratados con crizotinib. La mayoría se produjeron durante el primer mes de iniciar el tratamiento, tanto en pacientes con patología cardíaca previa como sin ella. Se recomienda una vigilancia estrecha de los pacientes tratados y si aparecen signos o síntomas de insuficiencia cardíaca (disnea, edema o aumento rápido de peso por retención de líquidos), reducir la dosis o suspender el tratamiento.

 

Categoría: Toxicidad
En mujeres previamente vacunadas de la tosferina, la revacunación durante la gestación no se asocia a un aumento del riesgo de efectos adversos, según los resultados de un estudio observacional (JAMA 2015; 314:1581-87).

La vacuna dTpa (difteria, tétanos y pertusis acelular, de concentración antigénica reducida) actualmente se recomienda para las mujeres embarazadas con el fin de proteger a los neonatos antes de que sean vacunados (Agencia de Salud Pública, enero 2014). Se recomienda vacunar en cada gestación de la dTpa, porque los títulos de anticueropos antipertusis disminuyen rápidamente y pueden ser insuficientes para proteger a los neonatos de los embarazos posteriores (Clin Infect Dis 2013;56:539-44).

Los datos sobre los posibles riesgos de la revacunación en períodos cortos de tiempo son escasos. En algunos estudios en voluntarios, adolescentes no embarazadas y adultos, sobre el riesgo de vacunar a los previamente vacunados tras períodos cortos de tiempo entre las vacunas (entre 21 días y 2 años), no se observaron efectos adversos graves. En general se recomienda un período mínimo de cuatro semanas entre la administración de dos dosis de vacuna (Public Health England, 30 julio 2014).

En este estudio de cohortes retrospectivo con más de 29.000 gestantes, se evaluaron los acontecimientos adversos agudos (fiebre, alergia y reacciones locales) entre las mujeres vacunadas con dTpa que ya la habían recibido previamente. En las mujeres que recibieron la vacuna Tdap durante el embarazo, no hubo más riesgo de acontecimientos adversos agudos o resultados adversos del nacimiento entre las que habían sido vacunadas menos de 2 años antes o 2 a 5 años antes, en comparación con las vacunadas más de 5 años antes.

 

Categoría: Toxicidad
Los hipnosedantes son ampliamente utilizados, sobre todo en personas de edad avanzada, y se asocian a riesgos importantes, como déficits cognitivos, caídas y tolerancia y adicción (Butll Groc 2012;25:13-16).

En el número de octubre del boletín Australian Prescriber se revisa de manera sintética el tratamiento de la dependencia a las benzodiacepinas con el fin de evitar el síndrome de abstinencia (Australian Prescriber 2015;38:152-55).