Después de una colecistectomía, la administración de codeína o de morfina puede desencadenar un espasmo del esfínter de Oddi con la aparición de un dolor abdominal grave y súbito, e incluso pancreatitis aguda (Int J Crit Illn Inj Sci. 2015;5:114-5).

En el último número del boletín alemán arznei-telegramm se alerta de este riesgo y se recomienda informar a los pacientes con el fin de evitarlo, dado que la codeína se incluye en varios preparados para la tos o el dolor.