Archivos

Usted está viendo actualmente el archivo April 2016
Categoría: Toxicidad
Metformina y déficit de vitamina B12

En varios estudios se ha sugerido que el tratamiento prolongado con metformina incrementa el riesgo de déficit de vitamina B12 (noticia mayo 2010). Los resultados de un estudio de 13 años de seguimiento confirman esta posible complicación (J Clin Endocrinol Metab 2016;101:1754-61).

En el ensayo Diabetes Prevention Program (DPP), 3.200 adultos con riesgo elevado de diabetes fueron aleatorizados a recibir metformina, placebo o modificación intensiva del estilo de vida durante 3 años (NEJM 2002;346:393-403). Después de completarse el ensayo, los participantes fueron incluidos en el estudio de seguimiento DPPOS (DPP Outcomes Study) en el que el grupo de metformina recibía metformina de manera abierta durante 9 años más. Entre 1.700 participantes seguidos durante 5 años, la prevalencia de déficit de vitamina B12 (≤203 pg/mL) a los 5 años era significativamente más alta en el grupo de metformina (4,3%) que con placebo (2,3%); en un punto de corte más alto de 298 pg/ml, las prevalencias eran de 19,1% i 9,5%, respectivamente. Aunque las diferencias entre los grupos disminuyeron después de 13 años, los años de exposición a la metfomina se correlacionaban con el desarrollo de déficit de vitamina B12 el año 13. Los pacientes con concentraciones bajas de B12 asociadas a la metformina tenían niveles elevados de homocisteína.

 

Categoría: Eficacia
Los datos procedentes de un nuevo metanálisis apoyan las guías que recomiendan la metformina como fármaco de elección para el tratamiento de la diabetes en adultos, dados sus efectos beneficiosos sobre la hemoglobina glicosilada, el peso y la mortalidad cardiovascular, y su perfil de toxicidad (Ann Intern Med 2016;164:1-12).

En una revisión sistemática y metanálisis se incluyeron más de 200 ensayos clínicos o estudios observacionales (la mayoría a corto plazo) publicados hasta 2015. Los pacientes evaluados generalmente tenían sobrepeso o eran obesos con unas concentraciones de hemoglobina glicosilada mal controladas al inicio del estudio. La metformina en monoterapia se asoció a una reducción de la mortalidad cardiovascular, en comparación con el tratamiento con una sulfonilurea. Aunque la mayoría de hipoglucemiantes mostraron unos efectos similares sobre la hemoglobina glicosilada, los inhibidores de la dipeptidilpeptidasa-4 (gliptinas) no fueron tan eficaces como la metformina o las sulfonilureas. Las gliflozinas redujeron más el peso que la metformina, pero ésta lo redujo más que las gliptinas.

En cuanto a las reacciones adversas, las sulfonilureas se asociaron a un mayor riesgo de hipoglucemia grave, la metformina y los análogos del GLP1 a más efectos gastrointestinales, y las gliflozinas a más infecciones genitales micóticas.

 

Categoría: Toxicidad
La pioglitazona se asocia a un riesgo de cáncer de vejiga, que aumenta con la duración y la dosis, según los resultados de un estudio de base poblacional (BMJ 2016;352:i1541).

Los resultados de los estudios sobre el posible riesgo de cáncer de vejiga en pacientes tratados con pioglitazona han sido controvertidos (Noticia julio 2015).

A partir de una base de datos de atención primaria en el Reino Unido se evaluó a más de 145.000 adultos que habían iniciado tratamiento con un nuevo fármaco para la diabetes en 2000. Durante un seguimiento de hasta 14,5 años, aproximadamente 620 pacientes fueron diagnosticados de cáncer de vejiga. Tras ajustar por múltiples variables, el uso de pioglitazona se asoció a un aumento significativo de 63% del riesgo de cáncer de vejiga, en comparación con el tratamiento con fármacos diferentes a las tiazolidindionas. El incremento del riesgo sólo se observó después de 2 años de uso. En comparación con la rosiglitazona, la pioglitazona también se asoció a un aumento del riesgo, lo que sugiere que no es un efecto de grupo. La rosiglitazona no se asoció a un incremento del riesgo en comparación con otros fármacos para la diabetes.

Según el editorial acompañante, estos hallazgos confirman los de estudios previos sobre el riesgo de cáncer de vejiga con pioglitazona (BMJ 2016;352:i1663).