Archivos

Usted está viendo actualmente el archivo September 2014
Categoría: Eficacia
En general, no hay diferencias significativas de eficacia y toxicidad de las diferentes pautas de tratamiento anticoagulante para la enfermedad tromboembólica venosa (ETEV) aguda, según sugieren los resultados de un metanálisis, pero algunas consideraciones individuales de cada paciente pueden determinar su elección (JAMA 2014;312:1122-35).

A pesar de los numerosos tratamientos anticoagulantes disponibles para el tratamiento de la ETEV aguda, no se han publicado ensayos clínicos comparativos entre ellos. En este metánàlisis es comparó los resultados clínicos y la toxicidad de los diferentes tratamientos anticoagulantes. Las ocho pautas de anticoagulación comparadas fueron heparina no fraccionada (HNF), heparina de bajo peso molecular (HBPM) o fondaparinux en combinación con antagonistas de la vitamina K (AVK), HBPM con dabigatrán o edoxabán, rivaroxabán, apixabán, y HBPM sola. De 45 artículos (con unos 45.000 pacientes) analizados, en 22 se comparó la combinación de HNF-AVK con HBPM-AVK.

Durante un seguimiento medio de 3 meses, la proporción de pacientes que presentaron una recurrencia fue más alta con la combinación de HNF-AVK que con la de HBPM-AVK. El riesgo de hemorragia grave fue inferior con rivaroxabán (0,49%) y apixabán (0,28%) que con HBPM-AVK (0,89%). El riesgo de hemorragia con todas las demás pautas de tratamiento fue similar a la HBPM-AVK.

 

Categoría: Eficacia
En el último número del Drug Ther Bull se revisan los datos sobre el dimetilfumarato para el tratamiento de la esclerosis múltiple remitente recurrente (Drug Ther Bull 2014; septiembre).

El dimetilfumarato es el tercer fármaco por vía oral aprobado en la esclerosis múltiple, después del fingolimod y la teriflunomida. En comparación con placebo, ha mostrado reducir la tasa de recurrencia anual en unos 0,2 brotes por año, pero sus efectos sobre la progresión de la discapacidad son inciertos. No se conocen la eficacia y la tolerabilidad relativa del dimetilfumarato en comparación con otros fármacos. Los principales efectos adversos son sofocos y trastornos gastrointestinales. Se ha descrito una reducción del número de linfocitos y se recomienda una vigilancia del recuento de células hemáticas, así como de la función hepática y renal. Faltan datos sobre su toxicidad a largo plazo.

 

Categoría: Eficacia
En un artículo de perspectiva reciente se examina la evolución del tratamiento de la insuficiencia cardíaca en los últimos 28 años, desde la introducción del tratamiento vasodilatador en 1986 hasta la publicación reciente del ensayo PARADIGM-HF, con el fármaco experimental LCZ696 (un inhibidor de la angiotensina y la neprilisina, que incluye una combinación de valsartán y sacubitril) (NEJM 2014; 3 septiembre).

En el mismo artículo se puede consultar un cronograma interactivo de los 26 ensayos clínicos sobre insuficiencia cardíaca publicados en la revista con los principales hallazgos (cronograma interactivo).