En pacientes con insuficiencia cardíaca previa, el uso de sitagliptina parece asociarse a un aumento del riesgo de ingreso por insuficiencia cardíaca, según los resultados de un estudio observacional (JCHF 2014; julio).

En febrero pasado la FDA alertó de un posible riesgo de insuficiencia cardíaca en pacientes tratados con saxagliptina.

En un estudio de cohortes de base poblacional se analizaron los datos de más de 7.600 pacientes con diabetes e insuficiencia cardíaca. Los pacientes tratados con sitagliptina no tenían más riesgo de presentar un acontecimiento cardiovascular (muerte o ingreso por todas las causas) que los no tratados. Sin embargo, el riesgo de ingreso por insuficiencia cardíaca era más elevado entre los tratados (12,5%) que en los no tratados (9%).

Los autores consideran estos hallazgos clínicamente relevantes y podrían tener un impacto en la elección del tratamiento para los pacientes con insuficiencia cardíaca y diabetes. Según el editorial acompañante, los resultados se suman a los datos limitados, pero crecientes, que sugieren que el grupo de los inhibidores de la DPP-4, y posiblemente los antidiabéticos en general, pueden aumentar el riesgo de insuficiencia cardíaca. No obstante, el aumento del riesgo, en términos absolutos, parece pequeño (JCHF 2014; julio).