Archivos

Usted está viendo actualmente el archivo June 2014
Categoría: Toxicidad
El uso de antidepresivos durante el primer trimestre de la gestación no se asocia a un aumento del riesgo de malformaciones cardíacas, según un estudio observacional reciente (NEJM 2014;370:2397-2407).

A finales de 2005, los resultados de varios estudios observacionales sugirieron que el uso de antidepresivos ISRS (y de paroxetina en particular) en el primer trimestre de la gestación se asocia a un pequeño incremento del riesgo de malformaciones cardíacas, bajo en términos absolutos (Butll Groc 2006;19:15; Butll Farmacovigilància 2011;9:1-4).

Se ha publicado un estudio de cohortes de base poblacional, a partir de datos de Medicaid, con aproximadamente 950.000 mujeres. Durante el primer trimestre, un 6,8% recibieron un antidepresivo (más de dos tercios con un ISRS). Las malformaciones cardíacas fueron diagnosticadas en 90 por 10.000 expuestos a antidepresivos y en 72 por 10.000 no expuestos. Tras ajustar por varios factores de confusión, no se observó asociación entre el uso de antidepresivos durante la gestación y riesgo de malformaciones cardíacas.

 

Categoría: Toxicidad
En hombres de edad avanzada, el usos de estatinas se asocia a una ligera reducción de la actividad física, según los resultados de un estudio observacional (JAMA 2014; 9 junio).

En un estudio en unos 4.000 hombres de 65 años o mayores, la actividad física global disminuía durante los 7 años de estudio. Sin embargo, en los que habían iniciado recientemente tratamiento con una estatina la actividad física disminuía más que en los que no la habían iniciado. Los tratados con estatinas también dedicaban más tiempo a actividades sedentarias. Los autores comentan que la menor actividad física podría ser debida a las mialgias causadas por las estatinas, la miopatía por ejercicio o la fatiga muscular.

En los pacientes con riesgo cardiovascular elevado, la actividad física es una parte importante para reducir este riesgo. Sin embargo, el uso de estatinas se ha asociado a síntomas musculares que puede dar lugar a una reducción de la actividad física (JAMA 2014; 9 junio).

 

Categoría: Toxicidad
Dosis más altas de estatinas se asocian a un riesgo mayor de diabetes que dosis más bajas, según los resultados de un estudio observacional reciente (BMJ 2014;348:g3244).

En algunos metanálisis, el uso de estatinas se ha asociado a un aumento del riesgo de diabetes), sobre todo a dosis elevadas (JAMA 2011;305:2556-64).

A partir de bases de datos de salud de Canadá, Reino Unido y de Estados Unidos, se identificaron 137.000 pacientes a los que se había prescrito estatinas después del ingreso por un acontecimiento cardiovascular grave. Después de 2 años, los pacientes tratados con dosis altas de estatina (rosuvastatina 10 mg o más, atorvastatina 20 mg o más, simvastatina 40 mg o más) tenían un 15% más de diabetes que con dosis más bajas. Las tasas de incidencia eran más elevadas durante los primeros cuatro meses. Los autores concluyen que se debería considerar este riesgo cuando se prescribe una estatina de mayor potencia para la prevención secundaria cardiovascular.