Archivos

Usted está viendo actualmente el archivo November 2012
Categoría: Toxicidad
Los pacientes ingresados tratados con zolpidem tienen más riesgo de fracturas que los no tratados, según un estudio de cohortes (J Hosp Med 2012).

En personas de edad avanzada, el zolpidem se ha asociado a un riesgo mayor de fracturas que el alprazolam y el loracepam (J Am Geriatr Soc 2011;59:1883-90).

En este estudio se evaluaron las prescripciones de zolpidem entre todos los pacientes ingresados en la Clínica Mayo en 2010. Después de ajustar por factores como el delirio y el insomnio, los pacientes que recibieron zolpidem tenían más riesgo de fracturas que los no tratados (3,04 caídas por 100 pacientes comparado con 0,71 por 100 pacientes). Los autores calculan que se produciría una caída adicional por cada 55 pacientes tratados con zolpidem.

 

Categoría: Toxicidad
El Scottish Medicines Consortium (SMC) no ha aceptado la ranolazina (Ranexa) como adyuvante del tratamiento sintomático de pacientes con angina estable que no toleran o no responden de manera adecuada a los tratamientos antianginosos de primera elección, como bloqueadores beta-adrenérgicos o bloqueadores de los canales de calcio.

La ranolazina ha mostrado una eficacia muy modesta y se puede asociar a efectos adversos graves, como alargamiento del intervalo QT (Comité de Evaluación de Nuevos Medicamentos del ICS, diciembre 2010).

 

Categoría: Eficacia
El trastorno bipolar aumenta el riesgo de resultados adversos en la gestación y el parto, independientemente del tratamiento, según un estudio observacional sueco (BMJ 2012;345:e708).

En un estudio de cohortes de base poblacional, se identificaron más de 300.000 mujeres que habían dado a luz en un período de 4 años, incluidas unas 300 mujeres con trastorno bipolar tratadas con estabilizadores del humor (como litio o antipsicóticos) durante el embarazo y 600 no tratadas con trastorno bipolar. Después de ajustar por varios factores de confusión, las pacientes con trastorno bipolar (tratadas o no tratadas) tenían mayor riesgo de parto por cesárea, parto instrumental, inicio del parto no espontáneo y parto prematuro, en comparación con las mujeres sin enfermedad mental. Además, las mujeres no tratadas fueron más propensas a tener neonatos con hipoglucemia neonatal y microcefalia.

Según el editorial acompañante, la cuestión no es tratar o no tratar, sino cómo tratar a las pacientes de manera óptima (porque no hay ningún fármaco desprovisto de riesgos) y elegir la opción menos perjudicial. Por otra parte, el tratamiento farmacológico es sólo una parte del abordaje global de las gestantes con trastornos psiquiátricos graves y persistentes y es necesario un enfoque integrado del tratamiento (BMJ 2012;345:e7367).

 

Categoría: Eficacia
En pacientes que han sufrido un episodio no provocado de enfermedad tromboembólica venosa (ETEV), el tratamiento con ácido acetilsalicílico (AAS) después de un tratamiento anticoagulante no reduce la tasa de recurrencia de la ETEV, pero disminuye los acontecimientos vasculares mayores, según los resultado de un ensayo clínico (NEJM 2012; 4 noviembre).

En el ensayo ASPIRE (Aspirin to prevent recurrent venous thromboembolism), 822 pacientes que habían completado un tratamiento anticoagulante después de un primer episodio de ETEV no provocado fueron aleatorizados a recibir 100 mg de AAS o bien placebo. Después de un seguimiento medio de 3 años, la ETEV recurrente se produjo en un 6,5% por año con placebo y en un 4,8% por año con AAS, aunque esta diferencia no era significativa. Sin embargo, el AAS redujo la tasa de dos variables secundarias combinadas de acontecimientos cardiovasculares: la compuesta de ETEV, IAM, ictus o muerte cardiovascular se redujo en un 34%, y la de ETEV, IAM, ictus, hemorragia grave o muerte por cualquier causa en un 33%. No hubo diferencias significativas en la incidencia de hemorragia grave ni de hemorragia clínicamente relevante.