El uso por primera vez de un bifosfonato por vía oral se asocia a un aumento del riesgo de uveitis y escleritis, según los resultados de un estudio observacional (CMAJ 2012; 2 de abril).

Los bifosfonatos se han relacionado con un riesgo de efectos adversos inflamatorios oculares, como conjuntivitis, iritis, uveitis, escleritis y epiescleritis (Butll Farmacovigilància 2005;3:9-11).

En un estudio de cohortes retrospectivo se evaluaron los pacientes visitados por un oftalmólogo durante 7 años. Se identificaron casi 11.000 pacientes que habían iniciado un bifosfonato oral y 923.000 no habían sido tratados. En comparación con los no tratados, el uso de bifosfonatos se asoció a un aumento del riesgo de uveitis y de escleritis, con unos riesgos relativos ajustados de 1,45 i 1,51, respectivamente.

Es preciso informar a los pacientes sobre los signos o síntomas de uveitis o escleritis, con el fin de iniciar tratamiento y considerar la retirada del bifosfonato.