Archivos

Usted está viendo actualmente el archivo April 2012
Categoría: Eficacia
El tratamiento actual con warfarina en pacientes con fibrilación auricular se asocia a una mejora en la proporción de tiempo en margen terapéutico y una baja tasa de ictus, según un metanálisis de los últimos grandes ensayos clínicos (Arch Intern Med 2012; 172:623-31).

Se incluyeron 8 ensayos clínicos con más de 32.000 pacientes, y un seguimiento del tratamiento con warfarina de 55.789 años-paciente. La proporción de tiempo global en margen terapéutico fue de 55 a 68%. La incidencia anual de ictus o embolia sistémica fue de un 1,66%, considerablemente menor del 2,09% en metanálisis previos. Las hemorragias mayores oscilaron de 1,4 a 3,4% por año. El riesgo de ictus por año fue más elevado en pacientes de edad avanzada (2,27%), mujeres (2,12%), pacientes con antecedentes de ictus (2,64%) y en los no previamente expuestos a antagonistes de la vitamina K (1,96%). La incidencia anual de ictus aumentó con puntuaciones más elevadas de CHADS2. Los autores concluyen que el uso actual de warfarina en la prevención del ictus en pacientes con fibrilación auricular se asocia a una baja tasa de ictus o de embolia sistémica. En comparación con metanálisis previos, ha habido una mejoría significativa en la proporción de tiempo en margen terapéutico, con resultado de una reducción de la tasa de ictus.

 

Categoría: Eficacia
La quimioterapia añadida a la radioterapia es más eficaz que la radioterapia sola en el cancer de vejiga con invasión muscular, según los resultados de un ensayo clínico (NEJM 2012;366:1477-88).

Se aleatorizaron 360 pacientes con cáncer de vejiga con invasión muscular a recibir radioterapia con o sin quimioterapia concomitante, con fluorouracilo y mitomicina. A los 2 años, las tasas de supervivencia libre de enfermedad locorregional (variable principal) fue de 67% en el grupo de quimiorradioterapia y de 54% con radioterapia. En cuanto a las variables secundarias, la supervivencia global a los 5 años fue de 48% con quimiorradioterapia y 35% con radioterapia, y los acontecimientos adversos grado 3 o 4 fueron ligeramente más frecuentes con quimiorradioterapia (36%) que con radioterapia (27,5%), pero no durante el seguimiento. Los autores concluyen que la quimioterapia sincrónica con fluorouracilo y mitomicina C combinada con radioterapia mejora el control locorregional del cáncer de vejiga, en comparación con radioterapia sola, sin un aumento significativo de los efectos adversos, y podría ser una alternativa a las pautas con cisplatino (NEJM 2012;366:1540-1).

 

Destacamos algunos artículos de reciente publicación:


  • El uso de quinolonas se asocia a un aumento de riesgo de desprendimiento de retina (JAMA 2012;307:1414-19).
  • Uso actual de los anticoagulantes orales: clásicos y nuevos, cuándo y cómo cambiar (Blood 2012 119:3016-3023).
  • Dabigatrán: un caso que pone de relieve los riesgos de cambiar a un nuevo fármaco en un paciente que está estabilizado con el tratamiento (Aust Prescriber 2012;35:64-5).
  • Una revisión sobre la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (Lancet 2012;379:1341-51).

 

Categoría: Toxicidad
El uso por primera vez de un bifosfonato por vía oral se asocia a un aumento del riesgo de uveitis y escleritis, según los resultados de un estudio observacional (CMAJ 2012; 2 de abril).

Los bifosfonatos se han relacionado con un riesgo de efectos adversos inflamatorios oculares, como conjuntivitis, iritis, uveitis, escleritis y epiescleritis (Butll Farmacovigilància 2005;3:9-11).

En un estudio de cohortes retrospectivo se evaluaron los pacientes visitados por un oftalmólogo durante 7 años. Se identificaron casi 11.000 pacientes que habían iniciado un bifosfonato oral y 923.000 no habían sido tratados. En comparación con los no tratados, el uso de bifosfonatos se asoció a un aumento del riesgo de uveitis y de escleritis, con unos riesgos relativos ajustados de 1,45 i 1,51, respectivamente.

Es preciso informar a los pacientes sobre los signos o síntomas de uveitis o escleritis, con el fin de iniciar tratamiento y considerar la retirada del bifosfonato.

 

Categoría: Eficacia
En mujeres premenopáusicas con cáncer de mama con receptor estrogénico positivo, el tratamiento hormonal con goserelina más anastrozol se ha mostrado más eficaz que la combinación de goserelina y tamoxifeno, según los resultados del ensayo clínico STAGE (Lancet Oncol 2012;13:345-52).

Se aleatorizaró a 197 mujeres premenopáusicas con cáncer de mama operable con receptor estrogénico positivo y HER2 negativo a recibir un tratamiento neoadyuvante con goserelina más anastrozol o bien goserelina más tamoxifeno durante 6 meses antes de la cirugía. Un mayor porcentaje de pacientes del grupo de anastrozol presentaron una respuesta completa o parcial (70,4%) que del grupo con tamoxifeno (50,5%). Dos pacientes del grupo de anastrozol presentaron efectos adversos de grado 3 relacionados con el tratamiento (artralgia y síncope) y una del grupo de tamoxifeno presentó depresión. Los autores concluyen que dada su relación beneficio-riesgo favorable, la combinación de anastrozol y goserelina puede ser una alternativa de tratamiento neoadyuvante en mujeres premenopáusicas con cáncer de mama inicial.

A pesar de los resultados, este estudio no tiene suficiente poder para aportar datos clínicos a largo plazo. Los estudios en curso, como el Tamoxifen and Exemestane Trial (TEXT) y la Suppression of Ovarian Function Trial (SOFT), podrían aportar más datos. Mientras tanto, el tratamiento neoadyuvante con supresión ovárica más un inhibidor de la aromatasa en mujeres premenopáusicas sólo se debería de utilizar en el contexto de un ensayo clínico (Lancet Oncol 2012;13:320-21).