Archivos

Usted está viendo actualmente el archivo November 2011
Categoría: Eficacia
Los resultados del seguimiento a largo plazo del ensayo clínico HPS, con simvastatina, confirma los datos de eficacia y de seguridad más allá de los 5 años del tratamiento con estatinas (Lancet, 23 noviembre)

En el ensayo HPS 20.536 adultos de 40 a 80 años con riesgo cardiovascular elevado fueron aleatorizados a recibir simvastatina 40 mg al día o bien placebo (Lancet 2002;360:7-22). Tras un seguimiento de 5 años, el tratamiento con simvastatina se asoció a una reducción de un 23% de los acontecimientos cardiovasculares mayores. Los datos del seguimiento durante 11 años de promedio muestran que la eficacia de las estatinas se mantiene durante años, e incluso persiste después de suspender el tratamiento. Durante todo el período de ensayo y seguimiento posterior no se registraron diferencias en la incidencia de cáncer ni en la mortalidad por cáncer o por causas no vasculares entre los dos grupos. Los autores concluyen que el tratamiento prolongado con estatinas para reducir las LDL en pacientes de alto riesgo cardiovascular es eficaz y seguro, y tiene efectos beneficiosos persistentes, incluso tras suspender el tratamiento (Lancet, 23 noviembre).

 

Destacamos algunos artículos de reciente publicación:

 

Categoría: Toxicidad
Hace unos meses la Agencia francesa del Medicamento anunciaba la suspensión precoz del ensayo PALLAS con dronedarona por efectos cardiovasculares graves y recomendaba que no se utilizara en pacientes con fibrilación auricular permanente (noticia julio 2011).

Se acaba de publicar el estudio PALLAS, comparativo entre dronedarona y placebo, en pacientes con fibrilación auricular permanente y factores de riesgo de acontecimientos cardiovasculares mayores (NEJM 2011; 14 noviembre). Tras haber incluido 3.236 pacientes, el estudio se suspendió por motivos de seguridad. La variable principal combinada de ictus, infarto de miocardio, embolia sistémica o muerte por causas cardiovasculares se produjo en 43 pacientes tratados con dronedarona y en 19 de los que recibieron placebo (HR=2,29). Se registró el doble de muertes por causas cardiovasculares y de ictus en el grupo de dronedarona que en el grupo placebo. El ingreso por insuficiencia cardíaca también fue más frecuente en los tratados con dronedarona. Los autores concluyen que la dronedarona no se debería utilizar en pacientes con fibrilación auricular permanente y alto riesgo de acontecimientos cardiovasculares mayores.

La elevada incidencia de insuficiencia cardíaca congestiva en los pacientes del ensayo y el hecho de que todos los pacientes tenían fibrilación auricular permanente podrían explicar estos efectos deletéreos. Como se concluye en el editorial acompañante, la dronedarona no se recomienda en pacientes con fibrilación auricular permanente, y se debería evitar en pacientes de alto riesgo con fibrilación auricular no permanente, sobre todo con insuficiencia cardíaca (NEJM 2011; 14 noviembre).

 

Destacamos algunos artículos de reciente publicación:

  • Un estudio de cohortes sobre el riesgo de enfermedad tromboembólica asociado al uso de contraceptivos orales que contienen drospirenona (CMAJ 2011, 7 de noviembre).
  • El gasto farmacéutico aumenta a expensas del gasto hospitalario (Observatorio de Atención Primaria).
  • Un artículo sobre la calidad y la seguridad de la prescripción repetida en atención primaria en el Reino Unido (BMJ 2011;343:bmj.d6788) y un editorial (BMJ 2011;343:bmj.d7089).
  • Un artículo sobre la experiencia de toma de decisión clínica a partir del registro de pacientes a través de la historia clínica electrónica en un caso de falta de pruebas (NEJM 2011; 19:1758-9).