Archivos

Usted está viendo actualmente el archivo December 2010
Categoría: Toxicidad
Se ha anunciado la suspensión de comercialización del sitaxentán (Thelin), un fármaco para la hipertensión arterial pulmonar, debido a dos casos de hepatotoxicidad mortales (Nota informativa AGEMED, 10 diciembre). El laboratorio fabricante, Pfizer, también ha decidido suspender todos los ensayos clínicos en curso.

El sitaxentán es un vasodilatador antagonista potente y selectivo de los receptores de la endotelina A. Se autorizó como medicamento huérfano en 2007 para el tratamiento de la hipertensión arterial pulmonar de clase funcional III (PAM 2008;32:3-7). La hipertensión pulmonar es una enfermedad rara, pero grave, con pocas alternativas y difícil tratamiento (Eur Heart J 2009;30:394-403). Se había sugerido que el sitaxentán era menos hepatotóxico que el bosentán, un antagonista no específico de los receptores de la endotelina A y B. Sin embargo, el uso de sitaxentán se había asociado a alteración hepática y desde su comercialización estaba contraindicado en pacientes con disfunción hepática o con elevación de transaminasas (Informe sitaxentán, febrero 2008)

La decisión de retirada por parte del laboratorio fabricante se ha basado en una revisión de nuevos datos de seguridad procedentes de ensayos clínicos y de casos postcomercialización. Según el laboratorio, aunque la toxicidad hepática es un efecto conocido de este grupo de fármacos, se ha observado un riesgo de hepatotoxicidad de tipo idiosincrático potencialmente grave. Dado que se dispone de alternativas, ha considerado que la relación beneficio-riesgo del sitaxentán es desfavorable en los pacientes con hipertensión pulmonar.

Se recomienda no iniciar nuevas prescripciones y que los pacientes tratados no suspendan el tratamiento y consulten con su médico para que valore el cambio a otra alternativa terapéutica. La Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha anunciado que en los próximos días se revisarán los datos disponibles y se indicarán recomendaciones más detalladas para los profesionales sanitarios y pacientes (Nota de prensa EMA, 10 diciembre).

 

Categoría: Toxicidad
La combinación de un antagonista del receptor de la angiotensina II (ARA II) con un IECA, pero no un ARA II solo, se asocia a un incremento modesto del riesgo de cáncer, según un metanálisis (Lancet Oncol 2010; 30 noviembre).

Hace unos meses, un metanálisis de cinco ensayos clínicos con unos 62.000 pacientes mostró que los ARA II, en concreto telmisartán, se asocian a un pequeño aumento del riesgo de cáncer (Noticia, junio 2010).

Con el fin de evaluar esta posible asociación, se ha publicado otro metanálisis en el que se evaluaron los datos de 70 ensayos clínicos con más de 300.000 participantes y un seguimiento medio de 3,5 años. En comparación con placebo, no se observaron diferencias significativas en el riesgo de cáncer ni en la mortalidad por cáncer con los ARA II, los bloqueadores beta-adrenérgicos, los IECA, los bloqueadores de los canales de calcio o los diuréticos. Sin embargo, la combinación de ARA II con IECA se asoció a un aumento del 14% del riesgo de cáncer. Los autores concluyen que este análisis rechaza un incremento relativo de 5 a 10% del riesgo de cáncer y de la mortalidad por cáncer asociado al uso de un antihipertensivo solo, pero no se puede descartar un aumento del riesgo de cáncer con la combinación de ARA II e IECA.

Según el editorial acompañante, estos resultados no apoyan la hipótesis de que cualquiera de los grupos de antihipertensivos promueve el cáncer ni que lo proteja, i que descartar un riesgo de cáncer es difícil en personas de edad avanzada. Por otra parte, la combinación de IECA y ARA II no se recomienda en el tratamiento a largo plazo de la hipertensión arterial (Lancet Oncol 2010; 30 noviembre).

Estos hallazgos se añaden a la controversia sobre el riesgo de cáncer asociado al uso de antihipertensivos.