El tratamiento con metformina en pacientes diabéticos tratados con insulina se asocia a una menor incidencia de cáncer, según los resultados de un estudio observacional (Diabetes Care 2010;27 de octubre).

La diabetes de tipo 2 se ha relacionado con un aumento del riesgo de diferentes tipos de cáncer. Varios factores, como la hiperinsulinemia, la hiperglucemia o la inflamación, podrían relacionar la diabetes con el cáncer. En 2009 se publicaron varios estudios observacionales que relacionaron el tratamiento de la diabetes con insulina glargina con un incremento del riesgo de cáncer (Diabetologia 2009;52:1699-708). Se ha sugerido que la metformina se asociaría a un menor riesgo de cáncer y la insulina a un riesgo más elevado (Lancet 2010;375:2201-2) y en algunos estudios se ha observado un efecto protector de la metformina sobre la incidencia de cáncer (Diabetologia 2009;52:1766-77).

En un estudio de casos y controles se evaluó el efecto de la metformina sobre la incidencia de cáncer en una serie consecutiva de 1.340 pacientes tratados con insulina. Durante un seguimiento de 6 años, se identificaron 112 pacientes con cáncer incidente (gastrointestinal, pulmonar, pancreático u otros) y se compararon con 370 controles. En los pacientes tratados con metformina, pero no con sulfonilureas, se observó una reducción significativa de la incidencia de cáncer (OR=0,46, IC95 0,25-0,85). Los autores concluyen que la reducción del riesgo de cáncer podría ser una razón importante para mantener la metformina en pacientes tratados con insulina. A pesar de las limitaciones, los hallazgos de este estudio pueden ser útiles a la hora de valorar los riesgos y los efectos beneficiosos del tratamiento con metformina.