El uso prolongado de bifosfonatos se ha relacionado con un aumento del riesgo de fracturas femorales atípicas (Butll Groc 2009;22:9-12). Después de que en un comunicado anterior se informara que no había una relación clara entre el uso de bifosfonatos y fracturas femorales atípicas, la FDA ha anunciado que se incluirá este riesgo en las fichas técnicas de todos los bifosfonatos comercializados.

Dado que el tratamiento prolongado con bifosfonatos se ha asociado a efectos graves, como la osteonecrosis mandibular, el dolor generalizado, las fracturas atípicas y la fibrilación auricular, se recomienda reevaluar la necesidad de estos fármacos en los pacientes tratados (Bit Navarra).