Una sola administración anual de vitamina D a dosis muy altas parece aumentar el riesgo de caídas y de fracturas en mujeres de edad avanzada, según un ensayo cínico reciente (JAMA 2010;303:1815-22).

En dos metanálisis se ha observado que la vitamina D, a dosis de 700 a 1.000 UI al día, tiene un efecto preventivo de las fracturas (Arch Intern Med 2009;169:551-61) y también reduce el riesgo de caída (BMJ 2009;339:843-6).

Con el fin de mejorar el cumplimiento, unas 2.300 mujeres de 70 años o mayores consideradas de alto riesgo de fractura fueron aleatorizadas a recibir una única dosis anual de 500.000 UI de colecalciferol por vía oral o bien placebo. Los tratamientos se tomaron durante los meses de otoño o de invierno durante 3 a 5 años. Las pacientes tratadas con vitamina D presentaron una tasa más elevada de caídas (83,4 por 100 años-persona) que las del grupo placebo (72,7 años-persona). Las tasas de fractura también fueron más elevadas en las que recibieron la vitamina D.

Según el editorial acompañante, dosis muy altas de vitamina D podrían desencadenar reacciones metabólicas que reducirían de manera paradójica las concentraciones de vitamina D. Estos hallazgos no modifican la importancia de corregir el déficit de vitamina D y hay que seguir considerando de elección la administración diaria de vitamina D (JAMA 2010;303:1861-62).