Los resultados de un estudio de cohortes sugieren que los antiepilépticos gabapentina, lamotrigina, oxcarbacepina y tiagabina se asocian a un riesgo mayor de comportamiento suicida en comparación con topiramato (JAMA 2010;303:1401-09).

En 2008, la FDA alertó que todos los antiepilépticos aumentaban el riesgo de suicidio, después de que en un metanálisis de 199 ensayos clínicos comparativos con placebo sobre 11 antiepilépticos se observara que los pacientes tratados presentaban el doble de riesgo de ideación o conducta suicida frente a placebo (UPDATE 2008).

Se acaba de publicar un estudio de cohortes, en el que se identificó a casi 300.000 nuevos episodios de tratamiento con antiepilépticos durante un período de 5,5 años. Se registraron 801 intentos de suicidio, 26 suicidios consumados y 41 muertes violentas durante los primeros 180 días del inicio del tratamiento. Tras ajustar por comorbididades psiquiátricas y otros factores, el riesgo de intento de suicidio o suicidio consumado aumentó de manera significativa con gabapentina (HR=1,42), lamotrigina (HR=1,84), oxcarbacepina (HR=2,07), tiagabina (HR=2,41) y valproico (HR=1,65), en comparación con topiramato. A pesar de las limitaciones del estudio, estos hallazgos coinciden con las del metanálisis de la FDA.

Dado el uso creciente de los antiepilépticos en indicaciones diferentes de la epilepsia, es necesario una evaluación cuidadosa de su relación beneficio-riesgo en cada situación y en cada paciente (Noticia febrero 2008).