Archivos

Usted está viendo actualmente el archivo February 2010
Categoría: Toxicidad
Los estimulantes beta-adrenérgicos inhalados de larga duración (salmeterol o formoterol) no se deben utilizar solos (sin corticoides inhalados) en el asma, según advierte la FDA (NEJM 2010;362).

En 2003 nos hicimos eco de la interrupción precoz del estudio SMART, porque el salmeterol se asoció a un aumento del riesgo de episodios graves de asma y de la mortalidad (Butll Groc 2003;16:9-11). Tras la publicación del estudio SMART y de los resultados sobre la mortalidad asociada al uso de estimulantes beta de larga duración, la FDA completó un metanálisis de 110 ensayos clínicos con asma y un total de 60.000 pacientes. Los resultados mostraron que el uso de estimulantes beta-adrenérgicos de larga duración se asocia a un aumento de una variable combinada de muerte relacionada con el asma, intubación o ingreso (NEJM 2009;360:1592-95).

Después de desacuerdos entre expertos y que un panel asesor de la FDA votara a favor de prohibir el uso de salmeterol y formoterol para el tratamiento del asma (noticia diciembre 2008), la FDA ha obligado a los fabricantes que se incluya en las fichas técnicas que estos fármacos están contraindicados sin un corticoide inhalado, y que sólo se deberían utilizar durante el mínimo tiempo posible.

En el asma se recomienda un tratamiento escalonado según la gravedad y revisarlo de manera periódica. Los estimulantes beta-adrenérgicos de larga duración (salmeterol, formoterol) no son de elección para el tratamiento ocasional del broncospasmo. Están indicados sobre todo en pacientes con asma grave junto con corticoides inhalados.

 

Categoría: Toxicidad
El uso de estatinas se asocia a un incremento del riesgo de diabetes, según un metanálisis reciente (Lancet 2010, 17 enero).

Se incluyeron 13 ensayos clínicos con más de 91.000 pacientes, de los que 4.278 desarrollaron diabetes durante una media de 4 años. El tratamiento con estatinas se asoció a un incremento de un 9% del riesgo de diabetes en comparación con los controles. Los resultados se mantenían tras ajustar por IMC y por cambios en el colesterol LDL. El riesgo de desarrollar diabetes con estatinas era más elevado en los ensayos con participantes de edad más avanzada. Los autores calculan que se debería tratar a 255 pacientes con una estatina durante 4 años para producir un caso adicional de diabetes. No se puede descartar, sin embargo, que esta asociación podría ser el resultado de factores de confusión (Lancet 2010, 17 enero).

Dado el elevado número de personas tratadas con estatinas, este aumento de riesgo puede tener un fuerte impacto de salud pública. A pesar de los efectos beneficiosos cardiovasculares de las estatinas, parece razonable vigilar la glucemia en los pacientes tratados con estatinas, y considerar evitar su uso en personas con riesgo de diabetes.

 

Categoría: Toxicidad
La paroxetina reduce la metabolización del tamoxifeno y daría lugar a un aumento de la mortalidad por cáncer de mama, según un estudio observacional reciente (BMJ 2010;340:c693).

Se revisó de manera restrospectiva la mortalidad por cáncer de mama en unas 2.500 mujeres tratadas con tamoxifeno junto con un antidepresivo ISRS durante alguna parte de su tratamiento con tamoxifeno. Los resultados mostraron que la mortalidad por cáncer de mama era más elevada en las mujeres tratadas de manera concomitante con tamoxifeno y paroxetina. Los autores sugieren que esta interacción se explicaría porque el tamoxifeno es metabolizado por el CYP2D6 y la paroxetina es un inhibidor potente de esta isoenzima. Aunque la fluoxetina también podría interferir por el mismo mecanismo, en este estudio no se vio efecto adverso posiblemente debido al reducido número de mujeres tratadas.

Los inhibidores potentes del CYP2D6, como la paroxetina o la fluoxetina, pueden reducir la metabolización del tamoxifeno a su metabolito activo. No obstante, la relevancia clínica de esta interacción no es del todo conocida, porque los resultados de los estudios realizados son contradictorios; en algunos se vio un aumento de la tasa de recurrencia del cáncer de mama en las tratadas con los dos fármacos, mientras que en otros no aumentó. Se podría considerar cambiar a un antidepresivo con baja o nula actividad inhibidora de esta isoenzima, pero faltan datos para poder hacer recomendaciones. A la hora de seleccionar otro antidepresivo, se recomienda hacer una valoración individualizada de la relación beneficio-riesgo en cada paciente.

 

Categoría: Toxicidad
Los adolescentes tratados con olanzapina (Zyprexa) tienen más riesgo de aumento de peso y dislipemia, según se recoge en la ficha técnica revisada por parte de la FDA.

En un estudio observacional en unos 300 niños y adolescentes tratados con un nuevo antipsicótico durante 12 semanas, un 84% de los tratados con olanzapina aumentaron de peso como mínimo un 7% del valor inicial y casi un 30% presentaron dislipemia (JAMA 2009;302:1765-73). Estos resultados y los de un ensayo reciente han motivado que se incluyeran estos riesgos en la ficha técnica del producto.