Archivos

Usted está viendo actualmente el archivo January 2010
Categoría: Otras
El NICE ha publicado una nueva guía sobre reducción del riesgo de enfermedad tromboembólica venosa (trombosis venosa profunda y tromboembolismo pulmonar) en pacientes hospitalizados.

En esta guía se actualizan las recomendaciones publicadas en 2007 sobre prevención de la enfermedad tromboembólica en pacientes quirúrgicos y se amplían a todos los pacientes hospitalizados. Pueden encontrar un resumen en:
BMJ 2010;340:259-60.

 

Destacamos algunos artículos de reciente publicación, cuyos comentarios pueden consultar en la base de datos SIETES:

 

Categoría: Eficacia
La combinación de vitamina D con calcio es más eficaz que la vitamina D sola para reducir el riesgo de fracturas, según los resultados de un metanálisis reciente (BMJ 2010;340:b5463).

En el estudio DIPART se analizaron los datos individuales de más de 68.000 pacientes incluidos en 7 ensayos clínicos con vitamina D, con el fin de identificar los factores que influyen sobre la eficacia de la vitamina D para reducir las fracturas, así como la influencia de la dosis y su combinación con calcio. Los autores concluyen que la vitamina D sola a dosis diarias de 10-20 microgramos no es eficaz para prevenir las fracturas. En cambio, la administración conjunta de calcio y vitamina D reduce las fracturas totales y de cadera, independientemente de la edad, el sexo o las fracturas previas.

En dos metanálisis previas se ha observado que la vitamina D no sólo tiene un efecto preventivo de las fracturas (Arch Intern Med 2009;169:551-61), sino que también reduce el riesgo de caída (BMJ 2009;339:843-6). Además, estos efectos dependen de la dosis.

Aunque quedan cuestiones pendientes como la dosis óptima de vitamina D o la duración del tratamiento, los datos disponibles sugieren que la combinación de calcio con vitamina D es más eficaz que la vitamina D sola para prevenir la fractura, y que personas con déficit de vitamina D probablemente necesitan dosis altas (BMJ 2010;340:109-10).

 

Destacamos algunos artículos de reciente publicación, cuyos comentarios pueden consultar en la base de datos SIETES:

  • Un análisis del ensayo ACCORD sobre el riesgo de muerte asociado a la hipoglucemia grave en pacientes con diabetes de tipo 2 (BMJ 2009;339:1-9).
  • Una revisión sobre heparinas de bajo peso molecular (BIT 2009;21:1-6).
  • Una revisión sintética sobre recomendaciones para minimizar el riesgo de fibrosis nefrogénica por contrastes con gadolinio (Drug Safety Update 2009;3:21).
  • La EMEA publica nuevas contraindicaciones para el ácido ibandrónico.

 

Categoría: Eficacia
La combinación de ticagrelor y ácido acetilsalicílico (AAS) es superior a la combinación con clopidogrel en pacientes con síndrome coronario agudo que han de ser sometidos a una tècnica de revascularización, según los resultados de un subanálisis del ensayo PLATO (Lancet 2009;375:1-11).

Se aleatorizaron más de 13.000 pacientes con síndrome coronario agudo, que tenían que someterse a una técnica quirúrgica invasiva, a recibir ticagrelor o clopidogrel durante 6 a 12 meses. Después de 1 año, ticagrelor fue superior a clopidogrel en la variable principal, una combinada de muerte cardiovascular, infarto de miocardio o ictus. No hubo diferencias en el riesgo de sangrado entre ambos grupos.

Ticagrelor es un inhibidor reversible del receptor P2Y12 de las plaquetas de administración oral. El autor del editorial justifica la superioridad de ticagrelor por la reversibilidad de la antiagregación plaquetaria, a diferencia de clopidogrel y prasugrel, y por el hecho de que ticagrelor inhibe la recaptación de adenosina, lo que mejoraría el flujo microcirculatorio y reduciría el daño tisular asociado a la isquemia (Lancet 2009;375:1-3). A pesar de los resultados favorables a ticagrelor, todavía se dispone de poca experiencia de uso para poder determinar su perfil de toxicidad a largo plazo y el impacto real en la práctica clínica. Mientras tanto parece recomendable individualizar el tratamiento y valorar los diferentes factores asociados al seleccionar el tratamiento antiagregante en pacientes con síndrome coronario agudo (NEJM 2009;362:1-4).

 

Destacamos algunos artículos de reciente publicación, cuyos comentarios pueden consultar en la base de datos SIETES:

 

Categoría: Eficacia
Los antidepresivos tienen una eficacia significativa en los pacientes con depresión muy grave, pero pueden ser ineficaces en caso de síntomas más leves, según un metanálisis reciente (JAMA 2010;303:47-53).

A partir de datos individuales de seis ensayos clínicos controlados con placebo en 718 pacientes adultos, se evaluó la puntuación en la escala de Hamilton de depresión al inicio y al final del tratamiento. Tras un mínimo de 6 semanas de tratamiento, la magnitud de la eficacia del tratamiento era mayor en los pacientes con una depresión más grave al inicio. Para conseguir una mejoría clínica, se debería tratar a 16 pacientes con depresión leve o moderada, y sólo a 4 con depresión muy grave. Los autores concluyen que la magnitud de la eficacia del tratamiento antidepresivo frente a placebo aumenta con la gravedad de los síntomas depresivos, y puede ser mínima o inexistente en pacientes con síntomas moderados o leves. Para los pacientes con depresión muy grave, la eficacia de los antidepresivos es considerable.

Estos resultados confirman los de un metanálisis previo a partir de datos de ensayos clínicos presentados a la FDA, según el cual en pacientes con una depresión inicial moderada los nuevos antidepresivos no se asocian a mejorías clínicas significativas frente a placebo, y sólo en los pacientes con depresión más grave muestran efectos considerables (Plos Med 2008;5:45).

 


Destacamos algunos artículos de reciente publicación, cuyos comentarios pueden consultar en la base de datos SIETES: