Archivos

Usted está viendo actualmente el archivo December 2009
Categoría: Toxicidad
El uso prolongado de bifosfonatos se ha relacionado con un aumento del riesgo de fracturas femorales atípicas (Butll Groc 2009;22:9-12). Se han publicado nuevos estudios sobre esta cuestión.

En una serie de siete mujeres que habían recibido tratamiento con alendronato durante una media de 9 años presentaron fracturas de la diáfisis proximal del fémur o subtrocanterianas. Estas fracturas presentaban un patrón radiológico específico de hipertrofia cortical (J Bone Joint Surg Am 2009;91:2556-61).

En un estudio de casos y controles, 41 mujeres postmenopáusicas con fracturas de diáfisis femoral o subtrocanterianas de baja energía fueron comparadas con 82 mujeres con fracturas típicas de cuello de fémur (controles). Entre las pacientes con fractura subtrocanteriana o de diáfisis, la proporción de las previamente expuestas de manera prolongada a bifosfonatos fue significativamente más alta (37%) que entre las pacientes con fractura de cuello de fémur (11%) (Osteoporos Int 2009;20:1353-62).

Estos resultados confirman los de estudios previos que el uso prolongado de bifosfonatos se asocia a un riesgo de fractura de diáfisis femoral, que se presenta con un patrón radiológico específico.

 

Categoría: Toxicidad
El riesgo cardiovascular y la mortalidad entre pacientes diabéticos varía en función de los hipoglucemiantes orales utilizados, según los resultados de un estudio retrospectivo reciente (BMJ 2009;339:b4731).

A partir de una base de datos de atención primaria británica, se evaluó de manera retrospectiva el riesgo de infarto de miocardio y de insuficiencia cardíaca, y la mortalidad por todas las causas entre más de 90.000 pacientes diabéticos tratados con diferentes hipoglucemiantes orales. Tras un seguimiento medio de 7 años, el uso de sulfonilureas se asoció a un aumento de la mortalidad en comparación con el tratamiento con metformina. Aunque no se observó un aumento del riesgo de infarto con rosiglitazona, la pioglitazona se asoció a una menor mortalidad y tenía un perfil de toxicidad más favorable que la rosiglitazona.

Los autores concluyen que el perfil menos favorable de las sulfonilureas es consistente con las guías de la Asociación Americana de Diabetes que recomiendan la metformina como tratamiento inicial de la diabetes de tipo 2 (Diabetes Care 2009;32:S13-S61).