Archivos

Usted está viendo actualmente el archivo June 2009
Categoría: Toxicidad
Los fármacos psicoestimulantes que se utilizan en el tratamiento del trastorno por déficit de atención-hiperactividad (TDAH) se asocian a un aumento del riesgo de muerte súbita en pacientes jóvenes, según los resultados de un estudio de casos y controles (AJP 2009;15 junio:1-10).

Se emparejaron 564 casos de muerte súbita en jóvenes con TDAH entre 7 y 19 años con 564 controles jóvenes muertos en accidente de tráfico. Los resultados mostraron un aumento del riesgo de unas 7 veces entre los usuarios de metilfenidato [OR=7,4 (IC95% 1,4-74,9)].

En 2008, a raíz de las notificaciones recibidas por la FDA sobre casos de muerte súbita en niños tratados con estos fármacos, la Asociación Americana de Cardiología recomendó practicar un ECG a los niños con TDAH antes de iniciar el tratamiento (BMJ 2008;336:980-81). Con esta exploración se detectarían enfermedades de base que constituyen contraindicación para el uso de psicoestimulantes, dado que estos fármacos pueden producir taquicardia e hipertensión. El pasado 22 de enero, la Agencia Española de Medicamentos informó de las nuevas condiciones de uso que incluyen, entre otras, un examen cardiovascular previo (Butll Farmacovigilància Catalunya 2009;7:3-4).


Los autores del editorial consideran que, a pesar de las limitaciones metodológicas por la misma naturaleza del estudio, estos resultados proporcionan nuevos datos sobre los riesgos del uso de psicoestimulantes y refuerzan la necesidad de una valoración rigurosa por parte del clínico de la relación beneficio-riesgo en esta población (AJP 2009;15 junio:1-3).

 

Categoría: Toxicidad
El uso del antiemético metoclopramida (Primperan) durante el primer trimestre de la gestación parece seguro para el feto, según un estudio de cohortes retrospectivo (NEJM 2009;360:2528-35).

A partir de bases de datos se comparó los efectos adversos fetales entre casi 3.500 mujeres que habían recibido metoclopramida durante el primer trimestre del embarazo y unas 78.000 no tratadas con este antiemético. No se observaron diferencias significativas entre los dos grupos en la incidencia de malformaciones conocidas, prematuridad, muerte perinatal, bajo peso al nacer ni en una baja puntuación de Apgar.

La metoclopramida se ha mostrado eficaz para el tratamiento de las náuseas y vómitos graves del embarazo, cuando no mejoran con medidas no farmacológicas o con doxilamina. En varios estudios en mujeres gestantes no se han descrito efectos adversos fetales ni malformaciones congénitas. Como concluyen los autores, estos datos son tranquilizadores y sugieren que la metoclopramida no causa malformaciones congénitas. Sin embargo, hay que estar alerta que su uso se puede asociar a síntomas extrapiramidales maternos (JWatch).