Archivos

Usted está viendo actualmente el archivo November 2008
Categoría: Mercado
Los resultados de un estudio reciente muestran un uso elevado de antipsicóticos y otros fármacos en indicaciones no autorizadas, en ausencia de datos sobre su eficacia y toxicidad (Pharmacotherapy 2008;28:1443-52)

Los autores identificaron 14 fármacos que requieren una investigación urgente sobre sus usos en indicaciones no autorizadas, según el número de usos no aprobados con escasos datos sobre su eficacia, la toxicidad y el coste. Estos fármacos eran antidepresivos (escitalopram, bupropion, sertralina, venlafaxina, duloxetina, trazodona), antipsicóticos (quetiapina, risperidona, olanzapina) y ansiolíticos y sedantes.

Por otra parte, según documentos internos se ha sabido que el laboratorio fabricante de risperidona habría ayudado a promover el uso –no aprobado– del fármaco en niños antes de su autorización por la FDA (WSJ; NY Times, 25 noviembre). En varios países el uso creciente de antipsicóticos en niños ha generado preocupación (Arznei-telegramm 2008;39:69). Además, la exposición a risperidona, antipsicóticos múltiples e ISRS se asocia a un mayor riesgo de efectos neurológicos en niños, sobre todo en los que presentan alteraciones del SNC, retraso mental o enfermedades cardiovasculares (J Child Neurol 2008;4 set).

Estas prácticas de promover fármacos para indicaciones en las que faltan datos de eficacia y de toxicidad pueden tener consecuencias graves para los pacientes i no deberían estar permitidas.

 

Categoría: Otras
Destacamos algunos artículos de reciente publicación, cuyos comentarios pueden consultar en la base de datos SIETES:

  • Un ensayo clínico sobre la falta de eficacia de ginkgo biloba en pacientes de edad avanzada con riesgo de demencia (JAMA 2008;300: 2253-62).
  • Un metanálisis sobre el riesgo de tromboembolismo venoso en pacientes oncológicos tratados con bevacizumab (JAMA 2008;300: 2253-62).
  • Una revisión que actualiza los datos de toxicidad de los anticolinérgicos en pacientes con EPOC, y del riesgo de cáncer con ezetimiba (MeRec Monthly 2008;8:1-3).
  • La FDA actualiza los datos sobre el riesgo de fibrilación auricular asociado al uso de bifosfonatos.


 

Categoría: Eficacia
Datos recientes sugieren que el uso de un inhibidor de la bomba de protones (IBP) podría interferir el efecto antiagregante del clopidogrel en pacientes con stents coronarios (NYTimes; WSJ).

Los resultados preliminares de un estudio observacional presentado en la reunión anual de la American Heart Association mostraron que el riesgo de infarto de miocardio y de ictus en pacientes con stents coronarios tratados con clopidogrel aumentaba si también tomaban inhibidores de la bomba de protones (IBP), como esomeprazol, omeprazol, rabeprazol, pantoprazol o lansoprazol. Se siguieron más de 14.000 pacientes a partir de una base de datos y se observó que en pacientes que no habían sufrido un infarto, un 32,5% de los tratados con clopidogrel y un IBP presentaron un acontecimiento grave durante el año después de la cirugía del stent, frente a 21,1% de los tratados con clopidogrel solo. No obstante, en un subanálisis del ensayo CREDO (también presentado en la reunión) no se observaron diferencias en los acontecimientos cardiovasculares entre los pacientes tratados con clopidogrel y los tratados con la combinación de clopidogrel con un IBP (Nota de prensa).

En algún estudio previo se había observado una disminución del efecto del clopidogrel en los tratados con omeprazol mediante un índice de reactividad de las plaquetas (J Thromb Haemost 2006;4:2508-9). En un ensayo clínico 124 pacientes sometidos a implantación de un stent coronario y tratados con la combinación de clopidogrel y AAS, se observó una reducción del efecto del clopidogrel en los aleatorizados a omeprazol frente al grupo placebo tras 7 días de tratamiento (JACC 2008;51:256-60). Se ha sugerido que los IBP reducen el efecto del clopidogrel, probablemente por los efectos metabólicos competitivos sobre el CYP2C19 (JACC 2008;51:261-3).

Mientras no se disponga de nuevos datos que confirmen esta posible interacción, sería prudente reservar el uso de los IBP junto con antiagregantes en los pacientes de más riesgo, de edad avanzada (mayores de 75 años) o con antecedente de ulcus o de hemorragia gastrointestinal.

 

Destacamos algunos artículos de reciente publicación, cuyos comentarios pueden consultar en la base de datos SIETES:

 

Categoría: Eficacia
Los resultados de un nuevo ensayo muestran que el ácido acetilsalicílico (AAS) no es eficaz en pacientes diabéticos sin antecedente de enfermedad cardiovascular (JAMA 2008;300:2134-41).

Se incluyó a 2.539 pacientes con diabetes de tipo 2 sin antecedentes de enfermedad arteriosclerótica. Tras un seguimiento de unos 4 años, en los pacientes tratados con AAS a dosis bajas (80-100 mg al día) se observó una reducción no significativa del riesgo de la variable principal combinada de cardiopatía isquémica mortal o no mortal, ictus mortal o no mortal, y enfermedad arterial periférica, frente a los no tratados. No hubo diferencias en la mortalidad total. En un análisis del subgrupo de pacientes de 65 años o mayores se observó una reducción marginalmente significativa de la incidencia de la variable principal en los tratados con AAS frente a los controles. El tratamiento antiagregante se asoció a un aumento del riesgo de hemorragia gastrointestinal y rentiniana. Según los autores, estos hallazgos se deben interpretar en el contexto de una baja incidencia de cardiopatía isquémica en el Japón y del tratamiento habitual de los factores de riesgo.

Los resultados de un ensayo reciente han mostrado que el AAS no es eficaz en la prevención primaria cardiovascular en pacientes diabéticos de alto riesgo (noticia anterior).

Mientras se esperan los resultados de dos ensayos en curso para ayudar a aclarar la eficacia del AAS en la prevención cadiovascular primaria en pacientes diabéticos (ASCEND y ACCEPT-D), la decisión de prescribir AAS se debería hacer de manera individual tras una valoración cuidadosa de los efectos beneficiosos esperados y del riesgo de hemorragia (JAMA 2008;300:2180-1).

 

Destacamos algunos artículos de reciente publicación, cuyos comentarios pueden consultar en la base de datos SIETES:

  • Una revisión que actualiza el tratamiento de la osteoporosis postmenopáusica (BTA 2008;24:1-6).
  • Un estudio sobre las acciones reguladoras por motivos de toxicidad de los nuevos fármacos biotecnológicos comercializados en los últimos años (JAMA 2008;300:1887-96).
  • Una revisión sobre el tratamiento farmacológico y no farmacológico de la enfermedad de Alzheimer leve y moderada (CMAJ 2008; 179:1019-26).
  • Una revisión sistemática sobre el riesgo cardiovascular asociado al uso de hipoglucemiantes orales en pacientes con diabetes de tipo 2 (Arch Intern Med 2008;168:2070-80).


 

Destacamos algunos artículos de reciente publicación, cuyos comentarios pueden consultar en la base de datos SIETES:

  • Una revisión sistemática sobre el efecto de una reducción de la frecuencia cardíaca con el uso de bloqueadores beta-adrenérgicos sobre la mortalidad cardiovascular en pacientes hipertensos (JACC 2008;52:1482-9) y un editorial (JACC 2008;52:1490-1).
  • La Asociación Americana de Diabetes (ADA) publica las nuevas guías actualitzadas sobre el tratamiento hipoglucemiante en pacientes con diabetes de tipo II.
  • Un boletín sobre la información de medicamentos a los pacientes y la frontera entre publicidad e información (e-farma 2008;4).
  • Dos ensayos clínicos sobre la eficacia de candesartán para prevenir el inicio (DIRECT-Prevent 1) y la progresión (DIRECT-Protect 1) de la retinopatía en pacientes con diabetes de tipo I (Lancet 2008;372:1394).