La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha anunciado la suspensión de la comercialización del rimonabant, a raíz del riesgo de trastornos psiquiátricos graves y de suicidio en pacientes tratados (nota informativa, 23 de octubre).

El rimonabant (Acomplia) es un antagonista de los receptores CB1 de los cannabinoides aprobado por la EMEA en 2006 como tratamiento adyuvante de la dieta y el ejercicio en pacientes con obesidad o con soprepeso y algún factor de riesgo, como la diabetes o la dislipemia. En España se comercializó en marzo de 2008 (Butll Groc 2008;21:2-3).

Los resultados de un metanálisis de ensayos clínicos en más de 4.000 pacientes obesos mostraron que el rimonabant aumenta el riesgo de efectos adversos psiquiátricos, como ansiedad y depresión (noticia anterior). En julio pasado la AEMPS alertó sobre el riesgo de reacciones psiquiátricas en pacientes tratados con rimonabant (nota informativa, 22 de julio). La EMEA, tras revisar los datos, ha considerado que su relación beneficio-riesgo es desfavorable. Dado que su eficacia es muy modesta y que duplica el riesgo de trastornos psiquiátricos, con casos de suicidio en pacientes tratados, ha recomendado suspender su comercialización.