Archivos

Usted está viendo actualmente el archivo September 2008
Destacamos algunos artículos de reciente publicación, cuyos comentarios pueden consultar en la base de datos SIETES:

  • Un estudio observacional sobre el impacto de la combinación de factores modificadores del estilo de vida sobre la mortalidad en mujeres (BMJ 2008;337:742-745).
  • Una revisión que actualiza los datos sobre riesgo cardiovascular y gastrointestinal de los AINE (Infac 2008;16:17-22).
  • Un ensayo clínico sobre la eficacia de la combinación de paracetamol e ibuprofeno en el tratamiento de la fiebre en niños (BMJ 2008;337: 729-733), y un editorial (BMJ 2008;337:734-735).
  • La Sociedad canadiense de diabetes publica las guías de tratamiento de la enfermedad cardiovascular en pacientes diabéticos (CMAJ 2008; 179:1-7).


 

Categoría: Toxicidad
El tratamiento con anticolinérgicos inhalados (ipratropio o tiotropio) en pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) se asocia a un aumento del riesgo de acontecimientos cardiovasculares, según los resultados de un metanálisis reciente (JAMA 2008;300:1439-50).

Recientemente, el uso de anticolinérgicos en pacientes con EPOC ha sido motivo de preocupación. Después que la FDA anunciara que revisaría los datos de toxicidad del tiotropio a raíz de un posible riesgo de ictus en pacientes tratados, en un estudio de casos y controles el tratamiento con ipratropio se asoció a un aumento de la mortalidad cardiovascular (noticia 17 de septiembre de 2008).

En el metanálisis se incluyeron 17 ensayos en aproximadamente 15.000 pacientes con EPOC aleatorizados a un anticolinérgico inhalado o bien a tratamiento de control. Tras un seguimiento que osciló de 6 semanas a 5 años, los pacientes tratados con anticolinérgicos presentaron un riesgo significativamente más elevado de una variable combinada de muerte cardiovascular, infarto de miocardio e ictus (1,8%) que los controles (1,2%). Cuando se analizaron por separado los estudios según la duración, el riesgo de la variable combinada se mantenía significativamente elevada en los ensayos a largo plazo, mientras que el aumento de riesgo en los estudios a corto plazo no era estadísticamente significativo. Los autores concluyen que en los pacientes con EPOC tratados con anticolinérgicos a largo plazo hay que vigilar cuidadosamente el riesgo de aparición de acontecimientos cardiovasculares.

 

Destacamos algunos artículos de reciente publicación, cuyos comentarios pueden consultar en la base de datos SIETES:

  • Un comentario de un estudio observacional realizado en Estados Unidos sobre la frecuencia de ingresos en servicios de urgencias por reacciones adversas por antibióticos (BMJ 2008;337:428), y el estudio original (Clin Infect Dis 2008;47:735-43).
  • La FDA informa de un caso de leucoencefalopatía multifocal progresiva mortal en un paciente tratado con rituximab (Rituxan).
  • Una revisión que actualiza el tratamiento del asma (MeRec Bull 2008;19:1-6).
  • Un metanálisis de estudios observacionales sobre los efectos de la dieta mediterránea en la reducción de la incidencia de enfermedades crónicas y de la mortalidad (BMJ 2008;337:1-7).


 

Categoría: Toxicidad
El tratamiento con ipratropio se asocia a un aumento de la mortalidad cardiovascular en pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), según los resultados de un estudio reciente (Ann Intern Med 2008; 149:380-90).

En un estudio de casos y controles se evaluó la mortalidad en una cohorte de 145.000 pacientes con diagnóstico reciente de EPOC. Se observó un riesgo más elevado de muerte cardiovascular entre los tratados con ipratropio durante los seis meses previos que entre los controles que no habían recibido ipratropio en el mismo período (OR=1,34). En cambio, el uso de corticoides inhalados se asoció a una disminución de las muertes de causa cardiovascular (OR=0,80).

Hace unos meses la FDA anunció que revisaría los datos de toxicidad del tiotropio, a raíz de un posible riesgo de ictus en pacientes tratados.

Dado este posible riesgo, los autores concluyen que hay que tener precaución en el uso de estos fármacos en pacientes con diagnóstico reciente de EPOC.

 

Destacamos algunos artículos de reciente publicación, cuyos comentarios pueden consultar en la base de datos SIETES:

  • Un ensayo clínico sobre la falta de eficacia de la cirugía artroscópica para el tratamiento de la artrosis de rodilla (NEJM 2008;359:1097-107).
  • Un estudio observacional sobre el riesdo de AVC associado al uso de antipsicóticos (BMJ 2008;337:1-5) y un editorial (BMJ 2008;337:1-2).
  • La FDA alerta de un aumento del riesgo de infecciones fúngicas asociadas al uso de antagonistas del TNF.
  • Un estudio que identifica los pacientes que pueden interrumpir el tratamiento anticoagulante 6 meses tras un primer episodio tromboembólico (CMAJ 2008;179:417-27) y un editorial (CMAJ 2008; 179:401-2).
  • Un ensayo clínico sobre los efectos del ejercicio sobre la función cognitiva de pacientes con riesgo de enfermedad de Alzheimer (JAMA 2008;300:1027-37).


 

Categoría: Toxicidad
La FDA ha publicado una lista de 20 fármacos para los que ha priorizado la vigilancia de su posible toxicidad (lista de fármacos).

Este es el primer informe que publica la agencia y que contiene los fármacos y las posibles señales de toxicidad detectadas a partir de las notificaciones recibidas durante el primer trimestre de 2008. La inclusión en la lista sólo significa que se ha identificado un posible riesgo y que debería ser evaluado (Comunicado de prensa).

Algunos casos son específicos de Estados Unidos (por ej., confusión entre nombres comerciales de crema de fluorouracilo y de ketoconazol, o de sobredosis por oxicodona, un derivado opioide de uso muy amplio en Estados Unidos). No obstante, hay que destacar algunas posibles señales, como retención urinaria por duloxetina, reacciones anafilácticas por heparina, hepatotoxicidad por lapatinib, síndrome de Stevens Johnson por lenalidomida, neuropatía periférica por telbivudina, melanoma por natalizumab o cáncer por anti-TNF.

Aunque esta noticia ha sido recogida por los medios de información generales, es preciso puntualizar que la lista no recoge necesariamente los principales problemas de farmacovigilancia en Cataluña ni en la Unión Europea, en términos de repercusión sanitaria.

 

Categoría: Eficacia
La combinación de simvastatina y ezetimiba muestra poca eficacia clínica en pacientes con estenosis aórtica y se asocia a un aumento del riesgo de cáncer, según los resultados de un estudio reciente (NEJM 2008;359:1343-1356).

Los resultados del estudio ENHANCE mostraron que añadir ezetimiba a simvastatina en pacientes con hipercolesterolemia familiar no retarda más la progresión de la arteriosclerosis que la simvastatina sola, e incluso la puede aumentar (noticia anterior).

Se ha publicado el estudio SEAS (Simvastatin and Ezetimibe in Aortic Stenosis), en 1.873 pacientes con estenosis aórtica. Tras un seguimiento de más de 4 años, no hubo diferencias significativas en una variable combinada de acontecimientos cardiovasculares mayores entre los tratados con la combinación de simvastatina (40 mg) y ezetimiba (10 mg) al día frente a placebo, a pesar de la reducción de las cifras de colesterol en los tratados. El aumento de la incidencia de cáncer observado en los pacientes tratados (11,1%) frente a placebo (7,5%) motivó que la FDA anunciara la evaluación de este posible riesgo. En un análisis combinado de este estudio y dos estudios en curso se observó un aumento no significativo de la mortalidad por cáncer con ezetimiba, pero no de la incidencia de cáncer (NEJM 2008;359:1357-1366).

Mientras no se aclaren las dudas sobre el posible riesgo de cáncer asociado al uso de ezetimiba, y dado que no añade beneficios clínicos, hay que ser prudente y considerar otros hipolipemiantes (NEJM 2008;359:1398-1399).

 

Categoría: Eficacia
Una combinación de dos antiagregantes plaquetarios no fue más eficaz que un antiagregante solo para prevenir la recurrencia del ictus, según un estudio reciente (NEJM 2008;359).

En el estudio PRoFESS (the Prevention Regimen for Effectively Avoiding Second Strokes) se aleatorizó a 20.332 pacientes con un ictus isquémico reciente a recibir una combinación de ácido acetilsalicílico (AAS) (50 mg al día) y dipiridamol de liberación sostenida (400 mg al día) o bien clopidogrel (75 mg al día). Tras un seguimiento de 30 meses, no hubo diferencias significativas en la recurrencia de ictus, pero los acontecimientos hemorrágicos mayores fueron más frecuentes con la combinación.

En dos ensayos previos en pacientes que habían sufrido un ictus (ESPS-2 y ESPRIT), la adición de dipiridamol de liberación sostenida a dosis bajas de AAS (50 mg) fue más eficaz que el AAS solo, pero la eficacia era modesta y las dosis de AAS muy bajas, lo que dificulta su interpretación (NEJM 2008;359). Los resultados de los ensayos MATCH y CHARISMA mostraron que la combinación de AAS y clopidogrel no aumenta la eficacia de un antiagregante solo y se asocia a un aumento del riesgo de hemorragia (Butll Groc 2006;19:15-6).

A pesar de la fuerte promoción del uso de combinaciones de antiagregantes para la prevención del ictus en pacientes de riesgo, con los datos disponibles se considera que el AAS a dosis de 75-100 mg al día es el tratamiento con una relación beneficio/riesgo más favorable en esta indicación.