La FDA ha alertado sobre un aumento del riesgo de rabdomiólisis en los pacientes tratados con la combinación de simvastatina, a dosis de más de 20 mg al día, y amiodarona.

Aunque en 2002 ya se había alertado de esta interacción, se han recibido 52 casos de miopatías graves en pacientes tratados con la combinación. El riesgo se ha relacionado con el hecho de que la amiodarona inhibe la enzima CYP3A4, que metaboliza la simvastatina más extensamente que otras estatinas.

Se recomienda que no se sobrepase la dosis de 20 mg al día de simvastatina en los pacientes tratados también con amiodarona.