Archivos

Usted está viendo actualmente el archivo October 2007
Categoría: Toxicidad
En una noticia anterior nos hicimos eco de los resultados de un estudio en el que la aprotinina, un antifibrinolítico utilizado para reducir el riesgo de hemorragia en pacientes sometidos a cirugía de derivación coronaria, se asoció a un aumento de la mortalidad a los 5 años, mientras que ni el ácido tranexámico ni el ácido aminocaproico aumentaron la mortalidad.

Ahora se ha hecho pública la interrupción de un nuevo ensayo clínico en pacientes sometidos a cirugía cardíaca (estudio BART) debido a un aumento de la mortalidad en los tratados con aprotinina, en comparación con los que recibieron ácido tranexámico o ácido aminocaproico (FDA). A la luz de estos hallazgos, parece prudente evitar el uso de aprotinina en los pacientes sometidos a cirugía cardíaca y utilizar los otros antifibrinolíticos.

 

Categoría: Toxicidad
Los preparados para el resfriado de venta sin receta, incluso formulados para niños, no se deberían administrar a los menores de 6 años, según recomienda un comité asesor de la FDA.

El pasado 19 de octubre un comité asesor de la FDA norteamericana recomendó que se suspendiera la comercialización de preparados pediátricos para el resfriado de venta sin receta para los niños de 5 años o menores debido a la falta de eficacia y el riesgo de efectos adversos graves (New York Times).

Los medicamentos antitusígenos y para el resfriado que contienen descongestionantes nasales (como pseudoefedrina), antihistamínicos (clorfenamina), antitusígenos (dextrometorfano, codeína) y expectorantes (guaifenesina) son ampliamente utilizados para aliviar los síntomas de infecciones respiratorias. Aunque no hay dosis de estos medicamentos aprobadas para los niños menores de 2 años y no se recomiendan, son usados en este grupo de edad. En Estados Unidos, entre 2004 y 2005 más de 1.500 niños menores de 2 años fueron tratados en servicios de urgencias hospitalarios por efectos adversos relacionados con estos medicamentos, algunos de ellos fueron intoxicaciones mortales (MMWR 2007;56:1-4).

 

Destacamos algunos artículos de reciente publicación, cuyos comentarios pueden consultar en la base de datos SIETES:

 

Categoría: Eficacia
Los resultados de un estudio a largo plazo confirman la eficacia de la vacunación de la gripe para reducir los ingresos por neumonía o por gripe, así como la mortalidad en personas de edad avanzada (N Engl J Med 2007;357:1373-81).

Tras evaluar los datos obtenidos a partir de 713.872 personas-año, la vacunación de la gripe en adultos de 65 años o mayores redujo en un 27% el riesgo de ingreso hospitalario por neumonía o por la gripe, y en un 48% la mortalidad, en comparación con los adultos no vacunados. Los autores concluyen que se requieren estrategias para mejorar las tasas de vacunación “estancadas” en este grupo de edad. Además, en el editorial que acompaña el artículo se resalta la importancia de inmunizar a las personas que están en contacto con las de edad avanzada y a los profesionales sanitarios que los atienden para evitar que sean portadores y contagien a sus pacientes (N Engl J Med 2007;357:1439-41).

 

Categoría: Toxicidad
Los resultados de un estudio reciente muestran que el número de efectos adversos graves notificados a la FDA norteamericana ha aumentado notablemente en los últimos años (Arch Intern Med 2007;167:1752-9).

Entre 1998 y 2005, las notificaciones de efectos adversos graves aumentaron en 2,6 veces y las reacciones adversas con desenlace mortal aumentaron en 2,7 veces. Los fármacos implicados con mayor frecuencia en reacciones mortales fueron los analgésicos (oxicodona, fentanilo, morfina, paracetamol, metadona, rofecoxib), los fármacos que alteran la inmunidad (infliximab, interferón, etanercept, paclitaxel) y los antipsicóticos (clozapina, risperidona, olanzapina). Como concluyen los autores, estas cifras ponen de relieve la importancia de este problema de salud e ilustran la necesidad de mejorar los sistemas para la gestión de los riesgos asociados al uso de fármacos.