Según los resultados de dos estudios observacionales, el uso de antidepresivos ISRS durante el primer trimestre de la gestación puede aumentar el riesgo de algunas malformaciones congénitas, pero el riesgo absoluto es pequeño.

Se evaluó la exposición a los ISRS durante la gestación en más de 19.000 lactantes con malformaciones congénitas mayores y casi 10.000 lactantes sin estas anomalías. En un estudio, el uso materno de ISRS se asoció a un aumento de riesgo de anencefalia, craneosinostosis y onfalocele, aunque los riesgos absolutos eran pequeños (N Engl J Med 2007;356:2684-92). En el otro estudio, no se halló un aumento del riesgo de estos defectos con el uso de ISRS, pero por fármacos específicos, la sertralina se relacionó con un riesgo de onfalocele y defectos septales, y la paroxetina con defectos de obstrucción en el conducto de salida del ventrículo derecho (N Engl J Med 2007;356:2675-83).

En un número anterior revisamos los estudios observacionales que sugerían que el uso de paroxetina durante el primer trimestre de la gestación se asocia a un incremento del riesgo de malformaciones congénitas cardíacas. A la luz de estos datos, se incluyeron advertencias y la FDA modificó la categoría del riesgo teratogénico de la paroxetina del C grupo al D, de más riesgo (Butll Groc 2006;19:15). En el editorial que acompaña a los artículos, se concluye que con toda la información disponible hasta ahora no podemos hacer una separación clara entre riesgo y no riesgo, pero en términos absolutos el riesgo es pequeño (N Engl J Med 2007;356:2732-3).

Como se comenta en otro artículo, la depresión materna supone un riesgo para el desarrollo del feto; las mujeres que suspenden los antidepresivos durante la gestación tienen tres veces más riesgo de recaída que si siguen el tratamiento. No obstante, el uso de ISRS en el primer trimestre se asocia a un riesgo pequeño, pero significativo, para el feto. Por tanto, el uso de psicoterapias de eficacia demostrada para la depresión (como la psicoterapia cognitiva y del comportamiento o la interpersonal) podría solucionar este dilema para algunas pacientes deprimidas, aunque algunas mujeres probablemente necesitarán medicación para tratar la depresión de manera efectiva (J Watch Psychiatry).