Se han hecho públicos los resultados de un nuevo ensayo clínico sobre fármacos antipsicóticos en pacientes con enfermedad de Alzheimer (Scrip 2007;3249/50:31). Los participantes habían tomado un antipsicótico durante tres meses o más. Fueron aleatorizados a seguir con el antipsicótico, o bien pasar a tomar placebo. Al cabo de hasta tres años y medio, los pacientes que siguieron tomando antipsicóticos mostraron tasas de mortalidad sensiblemente más elevadas que los que recibieron placebo. También se registró una tasa más elevada de ictus, neumonía y caídas. Estos efectos podrían haber contribuido al aumento de mortalidad.

Estos resultados pueden ser una contribución significativa en la controversia sobre el uso de antipsicóticos en pacientes con enfermedad de Alzheimer.